Levedad1

A menudo lo mejor que nos ocurre está marcado por la casualidad y lo inesperado hasta el punto que un descuido, lejos de molestarnos, nos puede salvar la vida. Es lo que le sucedió a la dibujante francesa Catherine Meurisse cuando en la fría mañana del 7 de enero de 2015 su despertador no sonó y llegó tarde a una reunión de trabajo que supuso la muerte de muchos de sus compañeros de trabajo.

Estamos hablando del atentado que sufrieron los diseñadores de la revista satírica parisina Charlie Hebdo y que sumió a Meurisse, lo mismo que a otros supervivientes, en un estado de dolor, apatía y tristeza absoluta que afectaron profundamente su capacidad creativa, la memoria e incluso el habla. Meurisse mantenía una relación complicada con un hombre casado, por lo que la tensión le impedía dormir bien por las noches, y por eso llegó tarde a la matanza, aunque todavía alcanzó para ver y escuchar parte de lo que había ocurrido y se impregnó de ello.

fit-230x360Consciente de que ya nada será como antes, Meurisse emprende un viaje real que tendrá su correlato en forma de una serie de ilustraciones que, por fin, es capaz de crear. Después de probar con el consuelo de amigos y familia y de sumergirse de nuevo en la literatura la dibujante, que en 2015 contaba con treinta cinco años de edad, decide ir hasta Roma. Tras un breve periodo de deambular entre jardines atestados de gente,  ver polvorientas ruinas romanas y visitar museos e iglesias  la autora empieza a ver la luz.

En las páginas de La levedad (que en castellano acaba de publicar Impedimenta) encontramos la crónica de un viaje interior hacia la búsqueda de la belleza y de la inspiración después de una tragedia de tal magnitud que pone en el punto de mira la libertad de expresión y cuestiona la inmortalidad del arte y el humor como antídoto contra todo. Repleto de reflexiones personales nacidas del convencimiento de que la belleza es superior al horror y que el arte tiene la capacidad de sanar.

Parece ser que ahora Meurisse prefiere la lentidud y reflexión del cómic a la urgencia y síntesis del dibujo de prensa. “A menudo los libros son más inteligentes que los propios autores”, afirma la ilustradora que en La levedad se permite incluso hacer uso del humor. Y es que la prestigiosa revista francesa Charlie Hebdo tenía como principio fundamental reírse de todo para perder el miedo a morir y ella es el ejemplo de que han cumplido el objetivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...