el señor del castilloEn Librópatas hemos hablado ya de la obra de Guridi y de Aurora Ruá . Eso sí, por separado. ‘El Señor del Castillo’ nos ofrece la oportunidad de observar la colaboración de ambos autores y es la prueba de que esta ha merecido la pena.

Construir un castillo requiere, además de agua, arena y una pala, destreza. Si durante el proceso nos tropezamos con una bruja o enfrentamos la amenaza de un dragón, entonces un día en la playa se puede convertir en una auténtica aventura medieval (con un poco de imaginación, claro). Eso sí, a pleno sol y en traje de baño. La cota de malla a orilla del mar, debe de dar mucho calor. Este es el sencillo argumento de este álbum: cómo la construcción de un castillo de arena resulta ser toda una hazaña caballeresca.

Las líneas sencillas y claras de Guridi, ponen imágenes a un texto narrado en primera persona por un protagonista que no se arredra ante los obstáculos. Ni un dragón puede alejar de su propósito a este Caballero Sin Nombre que, espada en mano, hace frente a cualquier enemigo.

La tipografía en mayúsculas del álbum (que ya hemos visto en otras obras ilustradas por Guridi), está en perfecta armonía con los gruesos trazos negros que componen la silueta intencionadamente desproporcionada de nuestro pequeño caballero medieval. Con las líneas esenciales y un paisaje construido con los elementos fundamentales, Guridi compone el espacio en el que transcurre lo que, en realidad, no es más que una anécdota.

Aurora Ruá  pone voz a este entrañable personaje que cuenta su historia con la ingenuidad y la ilusión propias de un niño. Un texto que, intencionadamente, no hace ninguna referencia a la otra realidad que muestran lasaventura-medieval-a-la-orilla-de-la-playa imágenes. Así, hacemos dos lecturas en paralelo: la historia del Caballero Sin Nombre y la del niño que construye un castillo de arena. La misma, contada de dos modos diferentes.

La autora ha publicado varios libros en el ámbito de la literatura infantil y juvenil. Es responsable del espacio de arte y librería Alas, en la ciudad de Valencia, donde el álbum ilustrado es el gran protagonista.

Guridi ha publicado más de una veintena de álbumes ilustrados desde que, en 2010, su trabajo se centrase en la ilustración infantil. La ternura y el sentido del humor están bien presentes en este álbum que los lectores a partir de cuatro años disfrutaran seguro. Canica Books no se equivoca al apostar por dos autores con una trayectoria que merece la pena no dejar de seguir. Una editorial que va haciendo crecer su catálogo con acierto, cuidando cada nuevo título.

Fíjense este verano, cuando vayan a la playa, no vayan a tener cerca un dragón o una bruja. En ese caso, no dejen de recurrir al Caballero Sin Nombre. Seguro que con su pala/espada les saca del apuro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...