kindle amazon

No es la primera compañía que lo lanza ni posiblemente será la última: Amazon va a entrar en el terreno de la lectura en la nube con Kindle Unlimited, o al menos eso es lo que apuntan todas las solventes filtraciones. Solo en España ya están Nubico y 24Symbols, que ofrecen lectura ilimitada por una cuota mensual o una versión limitada y con anuncios. En Estados Unidos también hay varios competidores, que están creciendo bastante.

La lectura en la nube se vale de las ventajas del cloud, el almacenamiento en la nube (los archivos no están en tu dispositivo sino en los servidores de la compañía: es lo que siempre ha ocurrido con tus correos electrónicos online, por así decirlo, que no están en tu ordenador sino en la nube de la empresa que ofrece el servicio), y permite acceder a una cantidad inmensa de ebooks por una tarifa plana mensual. Es, a la literatura, lo que Spotify fue a la música.

Por el momento poco se sabe del servicio, con el que tropezó el medio tecnológico Gigaom en la versión estadounidense de Amazon. La plataforma permitirá lectura ilimitada por 9,99 dólares al mes, poco más de 7 euros. Los ebooks se podrán leer en cualquier dispositivo y habrá unos 600.000 títulos, además de audiobooks. Gigaom ha conseguido, incluso, capturar el vídeo promocional que aparecía en la página antes de que fuese nuevamente ocultada al público.

Entre los libros no estaban ninguno de los títulos editados por las llamadas Big 5 (las cinco grandes casas de edición mundiales y que, en el caso de Hachette, está en plena guerra con Amazon), por lo que a la plataforma le faltarían algunos grandes best sellers.

Amazon, sin embargo, partiría desde un punto mucho más positivo que algunas de sus competidoras potenciales en este mercado, ya que cuenta con una cuota de mercado muy amplia en dispositivos de lectura. Entre ellos, se encuentra el ereader más popular del mercado, lo que supondría una gran diferencia para los usuarios finales. Leer en tinta electrónica siempre es mucho más cómodo que hacerlo vía app en tableta.

Foto James Tarbotton, Unsplash