Frankfurter Buchmesse 2013, Frankfurt book fair 2013

Mucho se ha escrito sobre la autopublicación o la autoedición. ¿Es el futuro de la edición? ¿Ha acabado con las barreras de acceso al mundo del libro? ¿Ha eliminado la tiranía de los grandes editores y de las líneas de mercado para empujar nuevos géneros? ¿Es posible vivir de los libros autoeditados? E.L. James empezó como autora autoeditada y las historias de éxito de personas que han lanzado sus libros en las redes de edición ebook de las grandes firmas no dejan de sucederse (véase Jasinda Wilder que paga la hipoteca con sus novelas románticas o la reciente – y bizarra – historia de la novela erótica de dinosaurios que permitió a las universitarias que la escriben dejar sus empleos mal pagados). Pero por muchos titulares que ocupe la tendencia no estará consagrada hasta que no llegue a los grandes foros de debate editoriales. Y acaba de hacerlo. Uno de los grandes temas de la Feria del Libro de Frankfurt que se está desarrollando hasta el próximo domingo en la ciudad alemana es la autoedición. 

Durante la feria se ha hablado, se ha discutido, se han realizado talleres y hasta se han firmado acuerdos relacionados con el mundo de la autoedición. La autoedición se ha convertido en la manera para llegar por parte de los autores rápido a sus lectores, como explicaba en una de las mesas redontas el chief content officer  (responsable de contenidos con mucho poder) de Kobo, Michael Tamblyn. “Fíjate en el fenómeno 50 sombras de Grey“, apuntaba. “Mientras muchos vendedores se esfuerzan para cumplir con las ventas año tras año tras el fin de una serie de éxito, hemos descubierto crecimiento gracias a que los autores autoeditados ven lo que los lectores quieren y empiezan a escribirlo”. 

En cierto modo, las barreras han caído. A diferencia de en el formato papel, donde al autor autoeditado le era más complicado llegar al público final, en el caso del ebook autoeditarse no supone más limitaciones que las de subir el texto a la plataforma de autoedición seleccionada. Incluso es posible encontrar noticias sobre autores autoeditados que presentan su novela en la feria. Y entre la lista de acuerdos de derechos que consiguen cifras elevadas en las pujas para comprarlos en Frankfurt hay un libro autoeditado. William Morrow, la editorial del gigante HarperCollins, habría pagado 500.000 dólares por los derechos de un libro autoeditado para lanzarlo en el mercado estadounidense, según recoge PublishersWeekly. El texto en cuestión es One Step Too Far, de Tina Seskis, que usó una plataforma de autoedición en Reino Unido, donde se convirtió en una de las autoras de las listas de más vendidas en ebook y en papel en la cadena W.H. Smith.

Según los datos de Bowker, la responsable del ISBN en Estados Unidos, en ese país ya se editan 391.000 libros autoeditados. Son las cifras de 2012 (que ha hecho públicas en Frankfurt) y muestran un crecimiento del 59% frente a 2011 y del 422% frente a 2010. Por supuesto, el ebook es la clave en este crecimiento. De todos estos autores autoeditados no todos consiguen el éxito, aunque quienes lo hacen tienen una estrategia que va más allá de lo literario. “Los autores autoeditados más exitosos no se ven únicamente como escritores, sino como los dueños de un negocio”, explica en una nota de prensa el director de servicios de identificación de Bowker, Beat Barblan. “Invierten en sus negocios, contratan expertos para cubrir los huecos en capacidades y eso equivale a la construcción de una próspera nueva infraestructura de servicios en el mundo editorial “.

Foto | Alexander Heimann, cortesía de la Feria del Libro de Frankfurt

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...