ebook readers

¿Hacia dónde va el mundo del libro? ¿Va a acabar el ebook con la literatura y la producción bibliográfica? ¿Tenemos que acostumbrarnos a ver algo completamente diferente cuando nos hablen del libro? Esas son las grandes preguntas a las que tuvieron que enfrentarse los ponentes de la mesa sobre el futuro del libro que se acaba de celebrar en el Congreso eBook que estos días se desarrolla en Barbastro, Huesca. Para responder estaban editores y autores.

Como siempre que se habla de digitalización, un tema acabó sobre la mesa: la piratería. «La realidad es que España vuelve a ser muy diferente, por desgracia”, comenzó Patxi Beascoa, director comercial y de marketing en Random House Mondadori, su ponencia. “Hablamos de la piratería. Y yo dejaría de llamarle piratería, porque Jack Sparrow es simpático”, medio bromeó. Aunque después se pasó al análisis crítico del estado del mercado del libro. “¿Qué puedo hacer? Autocrítica, eso lo primero”, apuntó. “El victimismo no nos ayudará nada. No he venido a preocuparme, si no a decir que desde aquí nos podemos entre todos ocupar”.

Una visión diferente era la que aportó a la mesa Diego Moreno, el responsable de Nórdica, quien consiguió bastantes aplausos en ese medidor de recepción llamado Twitter. «El libro electrónico sobrevivirá a la piratería si ofrecemos algo interesante«, indicó. “Nadie se ha preocupado por hacer libros bien hechos”, recordó, lamentando los ebooks que llegan al mercado con fallos y sin una cuidada edición. “No hay oficio de editor”.

De hecho, Moreno apuesta por ser tan cuidadosos en la edición en electrónico como en la de papel y en el ser conscientes de que es un soporte nuevo que necesita cosas diferentes. “Mi objetivo con el paso del tiempo es hacer libros que estén hechos para ebook”, indicó, no intentar copiar la experiencia papel. “En libro electrónico tendremos que darle al lector otra cosa y nadie lo está pensando”. El ebook tiene que luchar con muchas cosas, no sólo con la piratería, sino también por ejemplo con los múltiples atractivos para el entretenimiento que ofrece internet. “Lo que hay que hacer es seducir para que entre en una librería y compre un libro en papel”, apuntó Moreno con respecto a lo que deben hacer los libreros y añadió un paralelismo en el terreno del ebook, “y para que compré un libro en lugar de jugar un videojuego”.

“Hay mucho editor que no tiene al ebook en su cabeza, ni su precio, ni su edición ni su portada”, concedía Patxi Beascoa, director comercial y de marketing en Random House Mondadori.

Nuevas oportunidades

Pero el ebook también ofrece nuevas oportunidades de negocio y nuevos soportes. Jordi Pérez Colomé, periodista y escritor, puso un ejemplo basado en su propia experiencia personal. “El ebook es ideal para reportajes largos”, apuntó, que en España no se hacían ya que no existía la costumbre de publicar esos contenidos en los medios tradicionales. Como indicó Pérez Colomé, era un “trabajo que puede interesar a los lectores y que no tenía cómo hacérselo llegar”. Así para él el ebook es un “formato nuevo que me ha venido de perlas”.

El periodista utiliza su blog como plataforma y luego publica de forma directa sus reportajes en formato electrónico, que cualquiera puede comprar. Incluso, en su última historia, empleó como modelo de financiación el crowdfunding.

“Yo vengo del lado oscuro, del periodismo, que lleva años diciendo que se muere”, indicaba, “pero aquí estamos. A la gente le sigue interesando lo que está pasando”. La revolución digital ha cambiado muchas cosas, como por ejemplo, explicaba que ya no sólo hay cuatro medios que cuentan la actualidad sino que hay muchos (con mayor o menor suerte). “Hay mucha vida después del formato”, indicó.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...