Entrevista con el vampirot

Si alguien piensa que Las Crónicas Vampíricas de Anne Rice no tuvieron suficiente con 10 volúmenes, está de suerte, porque este otoño contaremos con un nuevo ejemplar. No creáis que hago un juicio de valor, yo fui la primera en leer ‘Entrevista con el vampiro’ con avidez y aguantar estoicamente hasta ‘El vampiro Armand’, aunque todo empezaba a ser un poco más de lo mismo. Estaba en la edad, los vampiros molaban y ‘Crepúsculo’ aún no existía (y qué diantres, tiene pinta de ser mucho menos gore).

En todo caso, Anne Rice me dará pronto la oportunidad de leer la continuación de la saga, algo que parecía improbable tras más de 10 años de silencio (el último título, ‘Cánticos de sangre’ se publicó en 2003). Esta nueva entrega se llamará ‘Lestat, el príncipe’ y en ella encontraremos a la comunidad vampírica lidiando con todos los asuntos  sucedidos en entregas anteriores, en esas circunstancias, Lestat dará un paso al frente para convertirse en líder. Será, en palabras de la propia autora, uno de los libros fundamentales de la saga.

Las Crónicas Vampíricas comenzaron con ‘Entrevista con el vampiro’ en 1976, que posteriormente sería adaptada al cine (una peli con Tom Cruise y Brad Pitt que todos vimos). Los primeros libros tuvieron bastante éxito, lo que se vio acrecentado tras la adaptación cinematográfica, pero a partir del siglo XXI los lectores comenzaron a cansarse y casi nadie compró ya los últimos volumenes. En 2005 Anne Rice, además de convertirse públicamente al cristianismo, anunció que nunca más escribiría una novela sobre vampiros: «Nunca volveré a hacerlo, ni siquiera aunque me dijeran «te vas a arruinar, ¡tienes que escribir otro libro de vampiros!»; diré que no. No tengo elección, ¡sería una tonta para toda la eternidad por haberle dado la espalda a mi Señor!».

¿Y qué es lo que la ha llevado a cambiar de opinión? Ella lo explica así: ‘Volví a leer todas las Crónicas vampíricas de nuevo y tuve que… no quiero sonar pretenciosa o irritante hablando de un personaje como si fuera alguien de carne y hueso, pero realmente tuve que empujar a Lestat al suelo, golpearle y decirle: «Mira, tienes que hablar conmigo, porque necesito saber lo que has estado haciendo». Porque realmente, no puedo escribir libros sobre este personaje si no es él el que viene a mi, es como si fuera un ser vivo, respirando en algún lugar, y de repente lo hizo, vino a mi y comenzó a hablar mientras yo estaba al dictado; todo salió muy bien y fue muy excitante».

¿Con ganas de leer ‘´Lestat, el príncipe’?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...