Estamos en diciembre y estamos, por tanto, en el mes de las Navidades, cuando todo el mundo se vuelve loco comprando regalos (y no hay que olvidar que los libros son el mejor regalo de Navidad) y decorando cualquier esquina, casa o lugar con motivos navideños. Y si es posible convertir los libros en muebles, también lo es convertirlos en árbol de Navidad. Solo hay que tener un poco de maña (y hacerse con libros que no te importe usar… si es que eso puede suceder).

Existen varios métodos de hacerlo y varias instrucciones posibles para llegar a este fin, aunque lo cierto es que la forma más sencilla de cómo hacer un árbol de Navidad con libros (y que los libros no mueran en el intento) es apilarlos jugando con las formas y los tipos de cada volumen para crear la forma de un árbol navideño.

Otros métodos funcionan abriendo los libros o modificando sus hojas. Hay un sistema que consiste en abrir los libros  (en realidad no importa el gordo del tomo, sino más bien con cuantos juegues) e ir apilando libro sobre libro (pero cambiando el sentido en cada vez) para hacer un árbol de pequeño tamaño. Otros juegan con las estanterías: Vacía la estantería de libros y vete apilándolos de modo que visualmente semejen ramas. Y otros simplemente recortan las páginas de los libros con forma de árbol para conseguir el efecto adecuado.

Sea como sea, es sin duda la opción más seductora para los amantes de los libros. ( ¡¡Y la que deberían usar en toda librería y en toda biblioteca!!)

Fotos: 1, 2, 3, 4, 5,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...