cumbres borrascosas

Aunque Cumbres borrascosas es uno de los libros más populares de las hermanas Brontë y el único publicado por Emily Brontë (cierta rumorología literaria dice que había otra novela más, pero que Charlotte la hizo desaparecer), nunca está de más recordarlo y recuperarlo para su lectura. Por eso, hoy, es nuestro libro de la semana.

He vuelto hace unos instantes de visitar a mi casero y ya se me figura que ese solitario vecino va a inquietarme por más de una causa. En este bello país, que ningún misántropo hubiese podido encontrar más agradable en toda Inglaterra, el señor Heathcliff y yo habríamos hecho una pareja ideal de compañeros. Porque ese hombre me ha parecido extraordinario. Y eso que no mostró reparar en la espontánea simpatía que me inspiró. Por el contrario, metió los dedos más profundamente en los bolsillos de su chaleco y sus ojos desaparecieron entre sus párpados cuando me oyó pronunciar mi nombre y preguntarle: 

– ¿El señor Heathcliff?

Él asintió con la cabeza. Soy Lockwood, su nuevo inquilino. Le visito para decirle que supongo que mi insistencia en alquilar la Granja de los Tordos no le habrá causado molestia. 

– Puesto que la casa es mía –  respondió apartándose de mí – no hubiese consentido que nadie me molestase sobre ella, si así se me antojaba. Pase.

Rezongó aquel pase entre dientes, con aire tal como si quisiera mandarme al diablo. Ni tocó siquiera la puerta en confirmación de lo que decía. Esto bastó para que yo resolviese entrar, interesado por aquel sujeto, al parecer más reservado que yo mismo. Y como mi caballo empujase la barrera, él soltó la cadena de la puerta y me precedió, con torvo aspecto, hacia el patio, donde dijo a gritos:

–  ¡José! ¡Llévate el caballo de este señor y danos vino!

Imagen de la última adaptación al cine / Texto vía 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...