estatua ken follet

Muchas ciudades erigen esculturas a sus escritores ilustres y muchos escritores ilustres cuentan con estatuas en diversas ciudades. Y aunque a la mayoría les encanta (hay excepciones como Charles Dickens) muchos tienen que esperar a estar muertos para que se las hagan.

No es el caso de Ken Follet, quien, desde hace seis años cuenta con una estatua de cuerpo entero en el centro de Vitoria, como reconoció en su momento, la única en el mundo. Es obra del escultor Casto Solano, está realizada en bronce y representa al autor galés en la típica pose reflexiva que pone uno cuando le dicen: «ahora hazte el intelectual», es decir, la mano bajo la barbilla.

Vitoria le dedicó esa escultura como agradecimiento por haberse inspirado en los trabajos de restauración de la catedral gótica Santa María para ambientar ‘Un mundo sin fin’, segunda parte de ‘Los pilares de la Tierra’. El libro, que fue el más vendido de España en 2008, tiene  también lugar en, Kingsbridge, 200 años después, y los protagonistas son los hijos de los que conocimos en el primer libro, pero las obras arquitectónicas se basan en la estructura de la catedral vasca, y de hecho, tras conocer la iglesia Follet afirmó que de haberla visto antes de haber escrito ‘Los pilares de la tierra’ habría hablado sobre ella.

Así, los fans del escritor no tendrán que ir muy lejos para hacer turismo literario: en el País Vasco encontrarán su escultura y parte de la inspiración de su obra (además de un edificio medieval muy bonito, claro). Que no es poco. La estatua se encuentra en la plaza de Burullerías, al lado de la catedral.

Foto vía | Fotonazos