McAllen Biblioteca 2

Si eres un usuario habitual de las bibliotecas está noticia te hará muy feliz. Un estudio del Pew Research Center (que se pasó para ello investigando los habitos de los estadounidenses en relación a las bibliotecas) permite concluir que quienes acuden habitualmente a estos centros y están comprometidos con sus bibliotecas son mucho más felices que el resto de los ciudadanos. El estudio no concluye exactamente eso. Es decir, el Pew Research Center es un organismo científico y serio que no se lanza a medir intangibles como la felicidad pero sus conclusiones no hacen más que describir al ciudadano feliz.

Los usuarios de bibliotecas se sienten más unidos y con más relación con sus vecinos y tienen una vida – y una manera de verla – mucho más positiva, al tiempo que se convierten en pilares de sus comunidades y sienten que lo que hacen tiene un efecto en la vida de sus conciudadanos. «No se trata de que la gente vaya a la biblioteca y luego descubra que está contenta», explica a la revista Time  Kathryn Zickuhr, analista del Pew Research Center sino que los usuarios de bibliotecas tienden a estar más abiertos al mundo. «La gente que tiene más acceso a recursos económicos, sociales y tecnológicos son también quienes más usan las bibliotecas como parte de sus servicios».

La biblioteca influye también en la visión que tienen del lugar del mundo en el que viven, ya que hace que lo vean con mejores ojos. Quizás por ello los encuestados piensan que una biblioteca puede tener muchas consecuencias en la zona en la que están. Para el 90%, cerrar una biblioteca tendría un impacto en la comunidad.

Y, a pesar de los booms tecnológicos, las bibliotecas (al menos por la parte que toca a los lectores) no van a desaparecer. El estudio  recuerda que aunque cada vez más gente lee en formato electrónico, los ebooks no son un soporte exclusivo. Solo un 4% de los lectores estadounidenses leen ya solo en ebook.

Cómo es el usuario de biblioteca

Si nos preguntamos cómo es el usuario de biblioteca, al menos basándonos en las conclusiones del estudio del Pew Research Center, nos encontraríamos con que no hay un prototipo exacto de la clase de lector que acude a leer o coger libros a una biblioteca. Aunque, eso sí, los estadounidenses son un público comprometido con ellas. Un 30% se muestra muy comprometido con sus bibliotecas y un 39% más o menos comprometido.

La unión con la biblioteca aumenta además en en ocasiones específicas. Los momentos clave de la vida, como tener un hijo, buscar trabajo, ser estudiante o tener que tomar decisiones para las que necesitamos información, empujan al usuario a las bibliotecas, según las conclusiones del estudio.