Difficult Book Club

Octubre es el mes de leer en grupo (sí, toda actividad tiene su día/semana/mes) en Estados Unidos. Una razón tan buena como otra cualquiera para importar la celebración y para recordar que los clubes de lectura molan mucho, como ya sabéis la mayoría de vosotros. De hecho, en Estados Unidos cinco millones de personas se reúnen periódicamente en salones, bares o parques para charlar sobre libros. Y aunque la población española es mucho menor, nos encantaría que también hubiese cinco millones de personas participando en los clubes de lectura.

Si aún no lo has hecho, y necesitas un empujoncito, aquí tienes siete razones por las que deberías unirte a un club de lectura.

1.  Leerás más 

Hay librópatas en potencia que permanecen agazapados en perezosos que se excusan con eso del «no tengo tiempo«. Recuerdan con cariño los placeres de la lectura pero al llegar a casa agotados a las nueve de la noche, y tras hacerse la cena, no pueden evitar apretar el botón del mando de la televisión. No vamos a juzgarlos, porque podríamos ser nosotros los que no hubiésemos acabado un solo libro desde las vacaciones. Bien, eso no pasará cuando entres en el club de lectura. Sabrás que tienes que acabar tu libro para tal día, y te impondrás un rutina. Y al tercer día ya no podrás prescindir de ella.

2. Leerás variado

La mayoría de nosotros somos fieles a unos autores, unos géneros, unas temáticas y nos olvidamos de todo lo demás. Evidentemente, cada uno tiene sus preferencias y no tiene nada de malo decantarse por ellas. Pero si lo tiene limitarse a ellas. Con el club de lectura puede que acabes descubriendo que la ciencia ficción te puede gustar o que la poesía tiene sentido, puede que llegues a obras y autores que nunca habrías conocido de otra forma. Con la ventaja de que a esos libros se le presupone cierta calidad literaria si te fías de los que lo organizan.

3. Profundizarás más en cada libro

No ponemos en duda tu capacidad para concentrarte en un libro e indagar en él por ti mismo, pero lo cierto es que la conversación posterior te abrirá a nuevas perspectivas y te hará fijarte en nuevos detalles. De hecho, es probable que al saber que después hablarás sobre él, ya leas con otra predisposición, reflexionando más sobre el estilo y el sentido de cada página.

4. Serás más tolerante

Los libros nos hacen mejor personas, porque nos obligan a contemplar todo tipo de puntos de vista. De hecho, estoy plenamente convencida de que cuando uno ha leído mucho de pequeño es capaz de ver siempre dos visiones sobre un mismo hecho, lo que le ahorra un montón de discusiones estúpidas. Seréis escépticos, pero yo os digo que un buen librópata nunca es dogmático. Y si los libros ya hacen eso, estar con gente que piensa de forma diferente a nosotros, que ha hecho una lectura que a veces nos parece que solo ha podido salir de su imaginación, mucho más. Por no hablar de que al estar con gente nueva, variada,  siempre se aprenden un montón de cosas.

5. Harás amigos lectores

Los nuevos amigos siempre están bien, sobre todo cuando ya estás en esa edad en que pierdes más amigos de los que reintegras (y por favor, no me digáis ahora que es porque sube el nivel de exigencia, porque NO es por eso). Si estás en una ciudad nueva o si tus amigos consideran (un poco despectivemente) que eres un intelectual, no está de más conocer a gente a la que le gustará ir contigo a las conferencias de tus autores favoritos o incluso crear contigo la editorial de tus sueños.

6. Hablarás mejor

Quizá seas ya un lector inmejorable, pero acudir a un club de lectura también te ayudará a ser un mejor orador. Superarás el miedo escénico al tratarse de una reunión informal, pero te obligarás a hablar claramente, a resumir bien tus opiniones y a cohesionar tu discurso.

7. Puedes encontrar el club de lectura que se adapte a ti

Quizás tengas en la cabeza una imagen del club de lectura un poco demodé, como un lugar repleto de jubiladas con una taza de té en las manos. Más allá de que esa imagen no tiene nada de malo, lo cierto es que hay clubes de lectura para todos los gustos y de todo tipo de literaturas. Hay incluso clubes de lectura que musican sobre lo leído, donde leen en topless o donde simplemente quedan para leer en silencio. Y si en tu ciudad no hay ninguno que sea justo como tú quieres, simplemente has de crearlo. ¡Porque otra ventaja del club de lectura es que es muy fácil montar uno!

Foto| Bart Everson

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...