Nueva Biblioteca de Sarajevo

La Biblioteca de Husrev-bey ha sido reinaugurada la pasada semana en un nuevo edificio. Se trata de una biblioteca con más de 5 siglos de historia; fue fundada en 1527 con dinero dejado en su testamento por el gobernador otomano Husrev-bey.

Con los siglos la biblioteca cambió de ubicación varias veces (para encontrar las mejores condiciones de conservación para sus manuscritos) y sus fondos crecieron hasta formar una fantástica colección, que incluía obras maestras de caligrafía, libros islámicos impresos en la primera imprenta de Estambul, viejos periódicos bosnios, y muchos documentos históricos sobre la ciudad. Se trataba además de la biblioteca con más manuscritos del Medio Oriente de toda Europa, con textos en turco, árabe o persa.

En 1946 se trasladó al viejo ayuntamiento de Sarajevo, un edificio de estilo morisco situado en pleno centro de la ciudad. El mismo que se hizo (desgraciadamente) famoso, cuando fue bombardeado por los serbios durante el Sitio de Sarajevo. No se trataba de un edificio con ningún valor estratégico, pero sí constituía un importante símbolo de identidad de los bosnios. El bombardeo provocó un incendio en la primera planta en el que se quemaron la mitad de los fondos conservados, unos 600.000 volúmenes.

Y si no desaparecieron más fue gracias a la labor del director de la biblioteca, Mustafa Hacic, que tomó medidas preventivas. Con un grupo de voluntarios, fue trasladando los libros a escondidas a una serie de lugares más seguros. En un artículo de Ahram Online se describe así la operación: “los amantes de los libros desafiaban el fuego de los francotiradores para pasar de contrabando los libros en cajas de plátano, hasta llegar a  los refugios”. También microfilmaron parte del material de la biblioteca, gracias al equipo traído a través del túnel que conectaba el aeropuerto con una casa a las afueras de Sarajevo .

Ahora todos los libros están por fin reunidos en la nueva biblioteca de Sarajevo, que se construyó muy cerca de la antigua (cuya fachada ya había sido reconstruida pocos años después de la guerra). Fue posible gracias a la donación de 9 millones de dólares por parte del Gobierno de Catar. Se trata de un moderno edificio que además de albergar los libros y otros documentos, también cuenta con un moderno laboratorio de restauración de manuscritos y varias salas de lectura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...