detectives que aman los libros

Si eres de los que adora tocar, oler y mirar los libros, de los que se emocionan ante la visión de una gran biblioteca, de los que admiran una buena encuadernación o un papel de calidad, si eres, en fin, un librópata como nosotras, te encantará leer historias en las que los libros tienen un papel protagonista, o en las que los personajes están tan obsesionados con ellos como tú.

Si además eres fan de las novelas negras, más razón para apuntarte los nombres de los detectives más bibliófilos de la historia del género (y de más allá del género).

Henry Gamadge

Henry Gamadge es una creación de la autora americana Elizabeth Daly, y aunque protagoniza 16 novelas, solo podemos disfrutar de tres de ellas en castellano. La primera se publicó en 1940, cuando la escritora tenía ya 62 años, y aunque no es muy conocida en España, entre sus fans se contaba Agata Christie.

¿Y quien es Henry Gamadge? Un detective aficionado, experto en libros y escritor de novelas policíacas. En ‘Una dirección equivocada ‘, por ejemplo, todo comienza cuando Henry recibe un anónimo en el papel de embalar de una librería de viejo. Es además, una novela de detectives clásica muy bien construida -y resuelta- que gustará a los amantes de la novela negra más tradicional.

Mario Conde

Protagonista de 9 novelas del novelista cubano Leonardo Padura, Mario Conde es un expolicia que hubiera querido ser escritor -y además llevar la vida trágica, bohemia y alcoholizada del escritor- , y que se pasa el tiempo rebuscando ejemplares en las librerías de segunda mano de La Habana. Aunque está retirado, le siguen llegando casos que, por supuesto, no puede evitar investigar.

Lucas Corso

Aunque Arturo Pérez reverte es uno de los escritores a los que más manía tienen los lectores de Librópatas -a los resultados del reto de lectura 2017 me remito- lo cierto es que ‘El Club Dumas‘ es una novela muy entretenida, protagonizada por un especialista en encontrar libros extraños que se ve envuelto en una serie de asesinatos, y cuya trama transcurre entre pergaminos, libreros, coleccionistas y manuscritos.

Isaac Inchbold

Este vendedor de libros del siglo XVII es el protagonista de ‘Ex libris ‘, de Ross King, una novela de intriga en el que los giros son constantes (y hasta puede que algo excesivos). En todo caso, seguimos a Inchbold por todo el continente, mientras él responde al encargo de una familia noble de reconstruir su biblioteca (algo que no será nada sencillo).

Thursday Next

En este caso se trata de una detective que trabaja en el departamento dedicado a los crímenes literarios (que suena de los más sugerente, sí) y después se pasará a la policía de la ficción (o Jurisficción) para asegurarse de que la trama de los libros no sufra alteraciones significativas. Lo cual ya nos permite hacernos una idea de cómo es el mundo de las novelas de Jasper Fforde; uno de ciencia ficción en el que la frontera entre realidad y literatura es muy fina, y en el que encontramos títulos como ‘El caso Jane Eyre‘, ‘El pozo de las tramas perdidas’ o ‘Algo huele a podrido’.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...