Una librería al aire libre no puede tener un nombre mejor que ‘Honesty’ (honestidad). La encontramos en Hay-on-Wye (Gales) y no cuenta con puertas, ni cámaras de vigilancia, ni seguridad de ningún tipo. Solo una pequeña cajita con un letrero: paga aquí.

Librería al aire libre

Eso sí, se trata de una librería que está siempre abierta, las 24 horas del días, 365 días al año. Todos los libros son de segunda mano, y los precios varían entra la media libra de los libros de tapa blanda y la libra de los de tapa dura (vale, tampoco se han atrevido a dejar expuestos libros de gran valor económico, tampoco es cosa de comprobar la honestidad de la gente con tentaciones demasiado grandes). Uno diría que un sitio tan lluvioso no es el mejor para dejar libros bajo cielo abierto, pero quienes han ido aseguran  que los libros no están en mal estado.

Las estanterías se sitúan a lo largo de las murallas del castillo del mítico «pueblo del libro»  Hay-on-Wye, donde hay 38 librerías para una población total de menos de 2000 habitantes (pero medio millón de turistas anuales). Un gran ejemplo de renovación rural, comenzada en 1961, cuando el propietario de la librería ‘Honesty’, Richard Booth, abrió su primera tienda de libros de segunda mano, una de las más grandes con más de 40000 títulos (ahora tiene tres  librerías en total).

Librería Honestidad

En ese mismo pueblo se celebra cada mes de junio un importante festival literario. Y además de contar con esta original librería abierta, también cuenta con una en el interior del castillo u otra en un viejo cine. Un destino ineludible para todos los amantes de los libros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...