libros brecha de genero 2

Hay unos cuantos estudios y unas cuantas acciones que siguen señalando que, a pesar de todo, en la literatura y en la industria de los libros en general sigue existiendo una brecha de género. A los libros escritos por autoras se les siguen asociando ciertos elementos e ideas y se les siguen poniendo ciertas portadas: Una iniciativa en Twitter mostró al mundo lo de ‘las portadas de mujer’ y ‘las portadas de hombre’, invitando a reflexionar sobre la cuestión y un estudio dejó claro que, estadísticamente, si se escribe sobre mujeres se tiene más complicado ganar un premio literario.

A eso hay que sumar que la crítica ‘seria’ sigue teniendo un problema de prejuicios y ciertas visiones estereotipadas, como denunció la escritora Jennifer Weiner hace unos años. “Si un hombre escribe sobre una familia, es como, oh, está realmente escribiendo sobre América”, señalaba. “Si una mujer escribe sobre una familia, simplemente asumimos que está escribiendo sobre ella”.

libros brecha de genero

En medio del pico de interés que suele despertar sobre estos temas el día de la Mujer (que se celebra hoy en todo el mundo), una librería ha intentado lanzar una acción para visibilizar el trabajo de la mujer en la literatura y para además invitar a reflexionar sobre estos temas. La librería muestra además cómo se siguen publicando más trabajos de hombres que de mujeres (“nuestras estanterías están muy blancas”, dicen). ¿Cómo lo han hecho? Simplemente les han dado la vuelta a los libros escritos por hombres.

La librería Loganberry Books, en Shaker Heights, Ohio, ha mantenido los libros escritos por mujeres en su posición tradicional, mientras que ha girado los escritos por hombres, lo que hace que no se vea el lomo sino las hojas. “Es un poderoso manifiesto”, dicen en Facebook. La dueña de la librería, Harriett Logan, asegura que espera que esta iniciativa permita no solo celebrar a las autoras, sino también visibilizar un problema, tal y como recoge AdWeek.

libros brecha de genero 3

Las escritoras que escriben con pseudónimo masculino también fueron dadas la vuelta y los trabajadores de la librería hicieron una investigación en profundidad para averiguar si eran hombre o mujer aquellos autores que firman con nombres no fácilmente identificables o con iniciales.

La iniciativa recuerda a lo que ocurrió hace unos años con el #readwomen, cuando se lanzó el reto de leer solo a escritoras durante un año.

Fotos Loganberry Books

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...