en un lugar en africa  literatura crossover

¿Tienen los buenos libros edad? Posiblemente ahora pienses que no, que cualquiera puede leer cualquier libro tenga la edad que tenga. Aunque, posiblemente, cuando reflexiones sobre ello estés pensando en los libros que puedes dejar en la mano de un niño o un adolescente. Pero ¿leerías tú, ya adulto, un libro de literatura juvenil? Muchos son los que se muestran completamente espantados ante la mínima posibilidad de leer un libro que estaba destinado en un principio a niños o a jóvenes. Y por mucho que los editores ahora empaqueten esas historias muchas veces de una forma diferente, es difícil que esos lectores venzan sus prejuicios. Una historia para jóvenes, piensan, no va a ser tan completa y compleja como un libro adulto.

Pero, sin embargo, en los últimos años han aparecido libros que han conseguido vencer esos recelos. Es la llamada literatura crossover, o crossover books, que consiguen vencer las barreras de la edad y son leídos por jóvenes y adultos. Por supuesto, el fenómeno no tiene que ser, realmente, nuevo. Los grandes clásicos han sido leídos, por ejemplo, siempre por diferentes grupos de edades. Pero en los últimos años los editores han potenciado lo crossover y se han lanzado a publicar libros con un público objetivo de edad difusa.

Además, las adaptaciones al cine o a la televisión han ayudado a dar a conocer esas obras y a que muchos lectores se acerquen a esos textos. Aquí están 4 libros que sirven de ejemplo de lo que  es literatura crossover y que han ido apareciendo en los últimos años.

Los juegos del hambre, de Suzanne Collins. La adaptación al cine de la trilogía ha hecho que más lectores se acerquen al libro y sus continucaciones. No solo es que la obra de Collins esté en las librerías en la sección de juvenil (aunque claro hay quien la pone en lugares intermedios para llegar a todos…) es que además su argumento es casi un clásico de las novelas de aventuras para ese público. Unos adolescentes tienen que lanzarse a una aventura para conseguir salvar su vida.

 – La evolución de Calpurnia Tate , de Jacqueline Kelly. La historia es un precioso cuento histórico aunque como en los buenos libros de la literatura infantil y juvenil tiene un objetivo. La novela permite descubrir la teoría de la evolución y su aparición. Calpurnia vive en un pueblo de Texas con su familia y sus hermanos. Es la única niña de la familia y vive en 1899, cuando el destino para toda niña era el de aprender a coser y convertirse en una jovencita casadera. Pero Calpurnia no está muy conforme y pasa todo el tiempo con su abuelo, un seguidor de las teorías de Charles Darwin, a quien ayuda a encontrar fósiles.

La ladrona de libros , de Markus Zusak. La edición que puede encontrarse ahora en librerías es de Debolsillo y claramente tira por la reciente adaptación al cine como reclamo. Pero la historia es uno de esos bombazos de literatura juvenil de los últimos años, que lectores adultos consumieron con entusiasmo (y sin darse cuenta muchas veces del público original al que estaba dirigida la historia). Narrada por la muerte, la novela sigue los pasos de Liesel, una niña en la Alemania nazi que acaba de llegar a un hogar de acogida y que se convierte, sin casi darse cuenta, en una ladrona de libros.

 – En un lugar de África, de Stefanie Zweig. Otro libro editado en bolsillo usando como reclamo de portada la adaptación cinematográfica (la película ganó el Oscar a la mejor película extranjera hace unos años), aunque en este caso ellos mismos dejan ya claro que es literatura crossover desde el principio. Narrado en diferentes puntos de vista (aunque el de Regina, la niña protagonista, es el más abundante), cuenta la historia de la familia Redlich (un trasunto de la propia familia de la autora) que, huyendo de la persecución antisemita en la Alemania nazi, se instala en Kenia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...