Aunque cada vez hay más títulos de novela romántica que han nacido y crecido directamente en el mercado editorial español, una parte muy importante de lo que se encuentra en las mesas de novedades sigue siendo traducciones desde el inglés. Las escritoras estadounidenses y la industria editorial de romántica estadounidenses son, al fin y al cabo, quienes marcan la pauta en el mercado de la romántica global y quienes son más influyentes. De hecho, si os pasáis por una librería en Portugal o en Francia también veréis como las mesas de novedades de romántica están llenas igualmente de traducciones de libros de autoras llegadas desde esa industria.

La industria de romántica en inglés es la gran exportadora de novela romántica histórica (e incluso la que influye para que nos encontremos a lords y ladies y castillos escoceses o palacetes ingleses en libros que no se han publicado en origen en inglés), pero la industria es también muy fuerte en novela contemporánea (en la que tienen muchísimos subgéneros y muchísimas variaciones).

Lo que sigue a continuación es una de esas cosas que a todos los lectores nos encanta hacer: el jugar a pensar qué publicarías tú si tuvieses una editorial especializada en el género sobre el que estás leyendo. Las autoras que aparecen en la lista no han sido traducidas al castellano ni publicadas en España, aunque tienen eco en la industria estadounidense de la novela romántica (una de ellas es una escritora neozelandesa, pero sus libros salen en EEUU).

Por supuesto, la selección no se ha hecho sobre todo lo que se ha publicado en Estados Unidos (no nos daría la vida para leer tanto) sino simplemente sobre lo que hemos leído de entre todo lo publicado (lo cual, deja, somos conscientes, no pocos subgéneros de lado: si tenéis más recomendaciones de romántica contemporánea que creéis que deberían ser traducidas no tenéis más que dejar un comentario).

Cualquiera de Julie James. No he leído su primera novela, porque en GoodReads los comentarios invitaban a no hacerlo, pero sí lo que ha ido publicando luego (no es una autora muy prolífica y va a más o menos libro cada año o cada dos años). Y desde que leí el primero no comprendo cómo es que nadie ha comprado los derechos (cuando se traducen tantas cosas y tantas muchísimo peores). Su último libro ha sido comprado por CBS Studios para hacer una serie, así que quizás logre más visibilidad.

James escribe novelas con cierta trama de suspense (entre la pareja protagonista hay abogados o agentes del FBI), pero el suspense no es exactamente lo principal. La narración suele estar muy bien llevada, entrar dentro de la comedia romántica y además James suele escribir historias con un toque bastante feminista (solo una curiosidad: casi todas las protagonistas femeninas tienen salarios mucho más elevados que sus protagonistas masculinos).

Dating You, Hating You, de Christina Lauren. Vale. No es la primera vez que recomendamos que alguien compre los derechos de este libro y lo publique en castellano, pero insisto. Christina Lauren (dos escritoras que publican y escriben en tándem) son populares por dos series de libros new adult, que son las que se han publicado en castellano, y se harán todavía más populares en el futuro porque una de sus novelas independientes, Roomies, va a ser adaptada al cine. Roomies es una rom-com buen rollista. Dating You, Hating You, su comedia feminista, es la que merece sin embargo más atención.

La historia sigue a dos agentes de cine que se conocen en una fiesta y se gustan antes de descubrir que la fusión de las empresas en las que trabajan los ha convertido en enemigos para hacerse con un puesto de trabajo. Lo mejor, como ya señalaba en mi anterior recomendación, es el modo en el que las autoras han logrado visibilizar y criticar – en un libro muy divertido y cómico – todos los micromachismos a los que la protagonista se enfrenta en su trabajo.

The Ones Who Got Away, de Roni Loren. El primer libro de esta serie de romántica contemporánea aparecía un poco por todas partes en los medios especializados en romántica estadounidenses y con muy buenas críticas. Sin embargo, a mí me daba bastante pereza: el punto de partida de la historia es la reunión de los alumnos que sobrevivieron a una masacre en un instituto estadounidense para participar en un documental muchos años después. Me daba miedo lo que podía salir de ahí, para que negarlo (sobre todo teniendo en cuenta que para mí la autora era completamente desconocida). Pero las críticas eran tantas y tan habituales que, cuando la editorial hizo una promoción con el título primero, decidí probar a comprar y leerlo.

Sin embargo, Loren hace un trabajo muy bueno y aborda un tema muy sensible de una manera muy correcta. La serie lleva dos libros ya, el primero con el título de la misma y el segundo, The One You Can’t Forget, mucho más redondo que el primero. Una propuesta original sin millonarios de por medio y un tema especialmente profundo.

The London Celebrities Series, de Lucy Parker. Otra autora desconocida que descubrí gracias a los medios estadounidenses especializados en romántica. Parker también se sale por completo de lo habitual que puedes encontrar en listas de novela romántica contemporánea y escribe sobre el West End londinense.

Sus tres novelas se centran en diferentes terrenos del mundo profesional del teatro (y pueden leerse de un modo independiente entre sí). En principio eran tres novelas en la serie, pero la autora ya ha anunciado que ha firmado por tres libros más con sus editores. Las tres novelas son bastante mordaces y todas son, al final, desde un punto de partida o de otro, historias del género ‘enemigos a amantes’. Muy interesante es también en las historias el efecto que la prensa amarilla tiene en lo que ocurre (Parker logra integrarlo de un modo crítico pero que no molesta).

The Wedding Date, de Jasmine Guillory. Además de crear una de las mejores cubiertas del año en romántica en inglés (en castellano hay muchos serios candidatos a hacerse con ese hipotético título), la editorial (Berkley) hizo un trabajo muy eficiente en comunicación que hizo que el libro se hiciese muy visible. Aunque ¿queréis saber cómo lo descubrí yo? La escritora Roxane Gay publicó una crítica muy positiva en GoodReads antes de que llegase al mercado.

La novela parte de un clásico de las comedias románticas: el protagonista que se lleva una pareja falsa a una boda en la que se siente incómodo. Guillory logra hacer que algo tan manido como eso resulte original y, además, lo hace con unos protagonistas que tienen una vida real (¡¡tienen que trabajar!! ¡¡no pueden dejarlo todo para hacer que la historia avance!!!)

Y un extra: Me sorprende que no hayan comprado todavía en España los derechos de traducción de Lauren Layne, bastante prolífica en inglés y con éxito (y dentro del nicho que sí suele traducirse: véase profesionales en trabajos más o menos glamurosos en gran ciudad, a poder ser Nueva York). Voy a entrecomillar de las críticas que Bona Caballero le ha dedicado en Romántica que no Rosa (alguna vez he mencionado que es el blog en el que más me fío en recomendaciones en castellano y de hecho si leí algún título de Layne fue tras leer ese blog): “escapismo muy ameno” y “es casi-casi como la versión contemporánea de Julia Quinn, en el sentido que incluso las tragedias parece que no son del todo de verdad, pero…”. Se leen muy entretenidamente, aunque (como también señala esta crítica) no son muy memorables.

Pero si está en esta lista es porque voy a hacer una quiniela partiendo de movimientos de derechos de autor: Montlake, el sello de romántica de la editorial de Amazon, ha fichado a la escritora y acaba de publicar uno de sus últimos libros, Hot Asset, el primero de una nueva serie de novelas sobre el mundo de Wall Street. Y dado que Amazon ha empezado a publicar también en España y a lanzar traducciones de títulos que creen que pueden funcionar, no me sorprendería (y aquí estoy haciendo simplemente predicciones) que acabasen publicando este libro (si no lo tienen en sus planes, aquí va un consejo).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...