libro

Cada año – y de esto hace ya más de medio siglo – se celebra a un escritor gallego. El 17 de mayo es el día das Letras Galegas, una jornada festiva (y por festiva entendamos que no hay que ir a trabajar) en la que se recupera la memoria de un autor y se reivindican las letras. La jornada sirve (o eso es lo que se intenta o se pretende) para dinamizar la literatura gallega y animar a la lectura (pero lo cierto es que no está consiguiendo mucho sus objetivos). Sea como sea, el próximo 17 de mayo es festivo (este año ha caído a domingo) y el día perfecto para comprar y empezar a leer un libro de la literatura gallega. Para hacer la lectura más fácil, hemos seleccionado seis títulos de la narrativa gallega de los últimos 50 años que podéis incorporar a vuestra lista de lecturas (y que están traducidos al castellano).

– A esmorga, de Eduardo Blanco Amor. Mar Maior (que a pesar de su nombre en gallego publica en castellano) acaba de publicarla como A Esmorga (La Parranda) y usando un fotograma de la película que la acaba de llevar al cine como reclamo. Es la novela más conocida de Blanco Amor, uno de los escritores canónicos en lengua gallega (vamos, de los que te tienes que estudiar en el colegio y que siempre puede ser uno de los que caiga en Selectividad) y con una presencia constante a lo largo del siglo XX (él fue quien editó los Seis poemas galegos que Federico García Lorca escribió en gallego en los años 30, como curiosidad literaria). A esmorga, de 1959, fue una de las primeras novelas en gallego de la posguerra y sigue a tres amigos en un día de farra y borrachera por Ourense (aquí Auria). Y sí, ya sabes desde el minuto uno que todo esto va a desembocar en un drama.

– Arraianos, de Xosé Luis Méndez Ferrín. Méndez Ferrín es el autor en gallego que se suele proponer para el Premio Nobel. Arraianos es uno de sus títulos más conocidos (y que Hoja de Lata usó como su primer libro, traducido al castellano con el mismo título, Arraianos. El libro es un conjunto de relatos que se centra en un único universo geográfico, la conocida como ‘a raia’, la frontera entre Galicia y Portugal. No es el único libro de Ferrín que está en castellano. Impedimenta también lo tradujo hace unos años con otro libro de relatos, Amor de Artur.

– O lapis do carpinteiro, de Manuel Rivas. Rivas es muy popular dentro y fuera de Galicia. Fuera lo es gracias a las traducciones (estoy segura de que muchos lectores creen que escribe directamente en castellano). El lápiz del carpintero tiene de hecho muchas ediciones en editoriales mainstream (está en Alfaguara y también colecciones de bolsillo). La novela es una de las más vendidas de la historia reciente de las letras gallegas (en mi libro del colegio decían que era la más vendida, pero han pasado ya algunos años desde entonces) y claro está tiene muchos elementos para ser muy leída (historia de amor que parece de entrada imposible, Guerra Civil, el clásico ‘medio basada en hechos reales’). Un médico republicano se enamora de la hija de una familia ‘bien’ (en resumen: de derechas) en el Santiago de los años 30 y la pareja debe enfrentarse a la guerra que los separa.

Herba moura, de Teresa Moure. Lo que más me había gustado de este libro cuando lo leí en su momento fue que la historia de la que partía era algo completamente diferente a lo que se estaba publicando entonces: dos de los protagonistas son Descartes y la reina Cristina de Suecia. Ganó el Premio Xerais en 2005 (el premio Xerais es EL premio en literatura gallega) y está publicada en castellano por Lumen en tapa dura como Hierba Mora y por por Debolsillo en tapa blanda. Tenemos secretos que pasan de generación en generación, vida privada de Descartes y remedios medicinales.

Laura no deserto, de Antón Rivero Coello. Una carta que encuentra Diana en 1982 en Barcelona destapa una historia de secretos familiares, mientras en Santiago un intelectual da sus últimos soplos de vida, un fotógrafo jubilado en Nueva York está intentando evitar el suicidio de uno de sus amigos y una mujer en un hospital intenta recordar quién es. Y por supuesto todas estas historias están entrelazadas más allá de lo que vemos a primera vista. En castellano está como Laura en el desierto.

A praia dos afogados, de Domingo Villar. Es el segundo libro protagonizado por Leo Caldas, un policía de Vigo (se supone que va a haber un tercero, aunque Villar nos tiene esperando mucho tiempo, un poco a lo George RR Martin), aunque este es mucho mejor que el primero. Así que si vais a leer uno, leed este. Villar ha sido un auténtico fenómeno en cuestión de consumo literario, llegando a muchos lectores que habitualmente no leen en gallego. En castellano está publicado como La playa de los ahogados.

(Y si estos libros no os convencen siempre podéis echarles un vistazo a los catálogos de Mar Maior y Pulp Books. Las dos editoriales están especializadas en publicar en castellano libros gallegos). 

Foto Sebastien Wiertz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...