El primer centenario de la I Guerra Mundial está a la vuelta de la esquina. En junio del año que viene se cumplirán cien años del atentado que acabó con la vida del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo y en julio será el centenario del comienzo de la guerra, una confrontación que no sólo cambió el mapa de Europa sino que además tuvo un efecto en la sociedad (cualquiera que siga Downton Abbey podrá ver como la vida entre arriba y abajo ya no es como era antes de la guerra). Las consecuencias fueron devastadoras (en la guerra lucharon  65,8 millones de soldados, de los que murieron  1 de cada 8) y su impacto influyó durante todo el siglo XX. Por eso, el primer centenario de la I Guerra Mundial va a llegar acompañado de una avalancha de novedades bibliográficas.

La Gran Guerra sirvió de inspiración a muchos escritores de principios de siglo. La Generación Perdida estadounidense, por ejemplo, se vio directamente afectada por la guerra (todos lucharon o intentaron hacerlo en la I Guerra Mundial y se puede seguir el rastro de la contienda de la obra de todos ellos). También se escribieron muchos testimonios sobre las experiencias de los soldados y sus familias. Incluso la popular Lucy Maud Montgomery, la autora de Ana de Tejas Verdes que era uno de los best sellers de principios de siglo en los países de habla inglesa, dedicó a la I Guerra Mundial el último de los libros protagonizados por Anne Shirley (la Ana de Tejas Verdes), Rilla la de Ingleside.

Aunque el centenario no será hasta el año que viene, las editoriales ya se están preparando para el año. Anagrama acaba de publicar 14, la traducción española de la obra del francés Jean Echenoz. La novela sigue los pasos de cuatro jóvenes de la Vendée, una región francesa, que se alistan para la batalla. Pero el libro también intenta explicar como era la vida fuera del campo de batalla, siguiendo a Blanche, una de las mujeres que se queda esperando a los soldados. El libro llegó a librerías en septiembre.

Pero no es la única novela que llega al mercado sobre la Gran Guerra. John Boyne, que ya narró la II Guerra Mundial desde el punto de vista de un niño en El niño  con el pijama de rayas,  publica Quedaos en la trinchera y luego corred (Lumen en España). El 28 de julio de 1914 Alfie celebra la fiesta de su quinto cumpleaños, que coincide con el comienzo de la I Guerra Mundial. El niño ve como su padre parte al frente, convencido de que es su obligación como ciudadano, y como la contienda afecta a todo el mundo a su alrededor, desde su madre hasta sus vecinos checos (y por tanto enemigos). Lumen también reedita Adiós a las armasla novela que narra el romance entre una enfermera y un camillero en el frente italiano y que se convirtió en una de las más populares de Ernest Heminway.

Ensayo sobre la I Guerra Mundial

Las novelas suelen ser las que mejor se venden, pero este tipo de ocasiones permiten la salida al mercado de una avalancha de ensayos sobre el tema. Así, Debate publicará en diciembre 1914-1918 Historia de la Primera Guerra Mundial, de David Stevenson, Plaza y Janés en noviembre el más popular La Gran Guerra (con el sello de garantía del Canal Historia) y en enero DeBolsillo lanzará La crisis mundial 1911 – 1918, las memorias de Winston Churchill sobre la guerra.

En febrero llegará también a España la visión de la batalla del Somme  de La I Guerra Mundial, de Joe Sacco. La novela gráfica sale en noviembre en inglés, a modo de inmenso fresco, y será traducida al castellano por Reservoir Books.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...