Washington Post

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, es multimillonario y emplea sus millones para diferentes inversiones, algunas muy sorprendentes. Cuando nadie se lo esperaba (no había habido ni siquiera una filtración previa), Bezos ha comprado The Washington Post, el influyente diario estadounidense. Bezos paga por The Washington Post 250 millones de dólares y se hará con el control de la cabecera (será el único dueño). La gran pregunta que muchos se hacen es cómo se llegó a esto. Para entender qué ha ocurrido, proponemos tres libros que ayudarán a crear un contexto para la compra por parte de Jeff Bezos de The Washington Post.

Una historia personal, de Katharine Graham. La edición española (que lanzó Alianza Editorial) está completamente agotada, pero es posible hacerse con la estadounidense. Graham hace un repaso – bastante sincero, aunque no olvidemos que es una autobiografía – sobre su vida. Graham era la segunda hija de Eugene Meyer, el dueño de The Washington Post, y llevó una vida acomodada. En 1940 se casó con Philip Graham, que fue a quien después su padre escogería como heredero en la dirección del Post. Cuando su marido falleció en los 60, Katharine Graham asumió la dirección del periódico y empezaron algunos de los años en los que el Post consiguió mayor influencia. Los tiempos de dirección de Katharine Graham son los años del Watergate. En sus memorias, Graham cuenta no sólo la historia de una saga familiar altamente influyente sino también los problemas a los que tuvo que hacer frente siendo mujer cuando asumió el poder del diario (era la primera que llegaba tan alto).

Un click: Jeff Bezos y el auge de Amazon, de Richard L. Brandt. Ha sido publicado hace poco tiempo, así que es bastante fácil encontrar  este libro en cualquier lugar. La pregunta que muchos se hacen ahora mismo es cómo Jeff Bezos se ha hecho tan rico (y cuanto poder tiene y que quiere). El libro quiere responder a todas esas preguntas y explicar las razones que hicieron que Amazon consiguiese sobrevivir tanto tiempo y en circunstancias extremas (pasó con nota el estallido de la burbuja puntocom, no olvidemos que Amazon viene de 1994). Richard L. Brandt ha escrito unos cuantos libros sobre empresas de Silicon Valley, de los buen rollistas. Es decir, si alguien espera polémica debería buscarse otro libro.

¡La exclusiva!, de Annalena McAfee. ¿Qué es lo que le está ocurriendo a los medios de comunicación? Casi todas las novelas sobre periodistas las escriben o bien no periodistas o bien profesionales del sector que no rompen con la tendencia imperante. ¿Y cuál es la tendencia imperante cuando se escribe sobre periodismo? Lo habitual es que los protagonistas sean idealistas, que la vida en la redacción sea como en una película de esas de los 90 sobre medios (de verdad, ya nadie corre a coger noticias de última hora a ninguna parte: no hay máquinas de teletipos ni faxes, ahora todo llega al correo electrónico) y que escriban sobre cosas increíbles. Pero el mundo del periodismo no es tan bonito ni tan idealista ni tan grandioso. ¡La exclusiva! es una novela bastante realista (McAfee es periodista) y toca varios puntos que explican las razones por las que el sector está como está. Aunque lo principal en la obra es el auge del contenido amarillo, lo interesante (para lo que nos interesa) es toda la subtrama asociada a la conversión del medio (un viejo emporio del papel) en el mundo digital. Están en 1997 y las apreciaciones de los protagonistas sirven para entender mucho de lo que pasa ahora.

Foto | Adam Glanzman

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...