16517546277_ca5a7aa33b_z

Hoy, si leéis medios británicos o irlandeses, os encontraréis con un montón de noticias de lo que una traducción rápida demuestra que es el día del Libro. ¿Ha llegado ya el 23 de abril y no nos hemos enterado? ¿Se han vuelto locos en las Islas Británicas y han olvidado el calendario? Lo cierto es el que World Book Day es una festividad más o menos paralela. Como explican en su web han cambiado la celebración para que no coincida con ninguna festividad (reconocen que el resto del mundo lo celebramos en abril) y sí, partiendo de ese detalle, nosotros no deberíamos envidiar esta celebración. Al fin y al cabo más o menos ya la tenemos.

Entonces, ¿a qué viene un artículo con razones por las que deberíamos copiar esta fecha? No queremos que el 23 de abril desaparezca (¡claro que no!, es el día de nuestro santo patrón, San Libro) pero sí celebrar también este día (no sé como podríamos llamarlo) porque realmente, viendo lo que vemos, merece muchísimo la pena. Y aquí van las razones por las que defendemos esta posición.

1. Los niños van disfrazados al colegio ¡de personajes literarios!

Sublime, magnífico y todos los adjetivos que se os puedan ocurrir. De hecho estuvimos hablando en la redacción de Librópatas-Disquecool sobre esto y lo queremos (aunque ya no vayamos al colegio). Lo difícil parece encontrar de qué quieres disfrazarte. Hay demasiadas opciones. Los niños pueden escoger todo lo literario que se les ocurra. El año pasado un niño tuvo algunos problemas en su colegio por disfrazarse de Christian Grey, pero no es la tónica.

Bonus para estos niños que tienen según algunos el peor disfraz literario de la historia, pero que a nosotras nos han parecido los más graciosos. Su padre se olvidó del día y han tenido que ir de catálogo de Argos, una suerte de Fnac/MediaMark. (Los niños ya son virales, por cierto)

2. Pero no solo se disfrazan los niños, también los escritores

Esperemos que se pueda añadir periodistas que hablan de libros a la lista. Los escritores (en The Guardian han hecho una lista de autores de literatura infantil que se han disfrazado) también se visten de algo literario.

3. ¡Y los profesores!

No todos, pero aplausos para los que lo hacen.

world book day4. Se organizan muchísimas actividades no solo el colegios sino también en bibliotecas y librerías

Que sabemos que también ocurre en el día del Libro, pero nunca está de más poder hacerlo más días.

5. Todos los niños reciben un cheque regalo para hacerse con un libro

Entre todas esas actividades literarias está la de dar a todos los niños un cheque por valor de una libra en Reino Unido y por valor de un euro y medio en Irlanda que pueden ser cambiados por libros. Las librerías ponen libros a ese precio para que los niños puedan hacerse con ellos y se lanzan ediciones especiales.  (Y sí, es una idea fantástica para hacer que los niños vayan a las librerías)

Foto cc Radarsmum67