Como posiblemente no pocos lectores entusiastas, en mi círculo hemos analizado muchas veces lo genial que sería escribir una novela. Nos lo hemos planteado e incluso hay quien ha aprovechado un NaNoWriMo para dejar de vivir y empezar y terminar una historia. Por supuesto, hemos hecho planes, promesas y establecido objetivos para escribir. Pero nunca los cumplimos. Por un lado, cuando trabajas todo el día escribiendo, lo que menos te apetece al terminar de trabajar es seguir haciéndolo, aunque sea con contenidos completamente diferentes. Por otro lado, dejarlo todo para sentarse a escribir no es muy factible, porque los escritores – aunque sean aprendices – tienen que comer, pagar el alquiler y cumplir con la cuota de autónomos.

Pero ¿qué ocurriría si alguien acabase con todos estos problemas y decidiese dar la solución perfecta para que puedas sentarte a escribir sin la preocupación de cómo le vas a pagar a la Seguridad Social, a tu casero y al cajero del supermercado lo que tienes que pagar? ¿Qué pasaría si alguien te pagase por simplemente sentarte a escribir?

Eso es lo que está ocurriendo en Reino Unido, donde en lugar de crear un premio literario para encontrar nuevos talentos, una compañía – De Montfort Literature (DML) – ha decidido pagar a esos talentos para que se sienten y escriban. La editorial, en lugar de pagar por novelas ya escritas, da a los escritores un salario de 24.000 libras esterlinas anuales (algo más de 27.560 euros), 2.000 libras esterlinas al mes (unos 2.300 euros), para que los autores puedan escribir.

Una vez el libro escrito, el autor se lleva el 50% de los beneficios de venta una vez que se descuenten los costes de salario, producción y marketing, como explican en The BookSeller. Los libros que buscan son de los géneros que en inglés se llaman ‘ficción comercial’, como ciencia ficción, crimen, thrillers, romántica y ‘jóvenes adultos’.

Detrás de la idea está un inversor de capital riesgo, Jonathan De Montfort, que usó su propia experiencia escribiendo un libro (y todas las dificultades asociadas) para inspirarse.

Ahora mismo, la editorial va a buscar 10 escritores (asumimos que en inglés), aunque esperan llegar hasta 100 en el futuro.

¿Es esta la solución a todos los males y la clave para sacar esa novela que llevamos dentro pero que no podemos escribir porque no tenemos tiempo? Desde la británica Society of Authors, como explican en el medio, sin embargo, piden que se lea con cuidado la letra pequeña del contrato.

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...