maquina de escribir 500

El libro es uno de los motores económicos de las industrias culturales en España. Según concluye el Análisis del Comercio del Libro en España, que acaba de ser presentado por la  Federación de Gremios de Editores (FGEE), la industria de la edición supone un tercio del total de lo que aporta al PIB estatal las industrias culturales (claro que en este cómputo meten también a los diarios y revistas) y la industria del libro sigue siendo la primera y más importante de todas las industrias culturales. Aún así, el panorama de la industria editorial española no es especialmente boyante (si nos quedamos con la radiografía que hace el análisis de la industria del libro el informe) en términos económicos.

Según los datos de la FGEE, la industria del libro ha tenido que enfrentarse en 2013 a un descenso en sus cifras de facturación de un 9,7%, situándose en los 2.708 millones de euros anuales. Las cifras de retroceso no son, aún así, nada si se comparan con los totales de la década. Según la FGEE, la industria del libro ha perdido en los últimos 10 años un 19% en términos de facturación. “A pesar de la situación, resulta importante destacar el esfuerzo que están desarrollando las editoriales españolas para afrontar la situación y mantener su posición de principal industria cultural española a través de una oferta editorial diversa, plurilingüística, multisoporte y a precios cada vez más competitivos”, ha aún así subrayado el presidente de la Federación de Gremios de Editores, Xavier Mallafré, durante la presentación de las cifras.

¿Cuáles son las razones de este estado de la industria del libro en España? La Federación da varias razones para explicar la caída del consumo de libros en este mercado. Una de ellas es la piratería, que es también una de las razones que se apuntan para explicar  que el ebook no haya conseguido subir más allá del 3,7% en las cifras totales del sector. Ello se suma a un entorno macroeconómico no muy positivo para el sector (ni para ningún otro). Desde la FGEE recuerdan el impacto que la crisis económica ha tenido en el consumo, con una caída acumulada del consumo cultural, según las cifras del INE, del 30% desde 2008. Las cifras del INE, eso sí, se refieren a todas las industrias culturales, no solo a la del libro. El retroceso del precio medio del libro (que en 2013 se situó sobre los 14 euros) y la pérdida de las ayudas de las comunidades autónomas al libro de texto han acabado de rematar la situación, según las explicaciones de la FGEE.

Todo ello ha hecho que el mercado del libro en España haya sobrevivido mucho peor que el de Alemania, que se mantiene estable, o el de Francia o Reino Unido, con caídas más suaves.

“En la última década se ha realizado un esfuerzo por reducir la distancia que nos separaba con respecto a nuestros socios europeos en cuanto a los hábitos de lectura de nuestra población, se han incrementado el número de lectores en los últimos años”, ha alertado el presidente de la FGEE. “Hoy corremos el riesgo de dar pasos atrás si no seguimos trabajando en políticas activas de apoyo a la lectura, las bibliotecas y el libro”, lamentó.

Además de cifras de facturación, el informe permite conocer de forma más detallada el funcionamiento del mercado editorial en España. Durante 2013 se editaron 76.434 títulos en todo el país, con una tirada media de 3.223 ejemplares por cada uno de los títulos. Y a pesar de que la facturación está en retroceso, no lo hace la oferta. Ahora mismo la oferta editorial española cuenta con un catálogo de 524.213 títulos vivos (es decir, que se pueden encontrar en las librerías), un 6,8% más que en 2012.

Foto Florian Klauer | Unsplash

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...