El cuento de la criada, de Margaret Atwood, es uno de los libros clave de la ficción feminista y uno que se ha convertido en icónico en los últimos tiempos, especialmente a medida que la serie de Hulu que lo adapta se ha ido haciendo más popular y más reconocida. Los lectores han preguntado durante muchos años (las tres décadas que el libro lleva en librerías) por el final de la historia y por sus protagonistas. Ahora, tendrán una respuesta a sus dudas y una continuación a la historia.

Margaret Atwood acaba de anunciar que su novela tendrá una continuación. El título en inglés será The Testaments y la publicación será el próximo mes de septiembre (de 2019). “Todo lo que me preguntasteis sobre Gilead y sus funcionamientos internos está en este libro”, dijo la escritora presentando el proyecto. “Bueno, ¡casi todo! La otra inspiración es el mundo en el que vivimos”, añadía. La historia de la novela arranca 15 años más tarde del final de El cuento de la criada, tendrá a tres narradoras y no tendrá vínculos narrativos con lo que cuentan en la serie de televisión.

La gran pregunta es la de si realmente necesitamos una secuela de El cuento de la criada y si esa novela completará o simplemente matará a la novela original. Para los lectores entregados de otras novelas icónicas que tuvieron continuaciones o precuelas pasado el tiempo (posiblemente el mejor ejemplo es Matar a un ruiseñor y Ve y llama a un centinela, de Harper Lee), la decisión de lanzar una secuela da un poco de miedo.

Sin embargo, por otra parte, la llegada de la segunda parte se puede leer bajo otra luz. Como explica la directora editorial de Chatto&Windus, Becky Hardie, “como sociedad, no hemos necesitado a Margaret Atwood nunca más” (que ahora). Las últimas noticias hacen que se sienta, en cierto modo, que El cuento de la criada es más necesario que nunca y que su secuela podría ser más importante que nunca también. “Las noticias se han vuelto más extremas”, señala la propia Atwood. “¿Qué pasa con esa gente en Ohio que dice que la maternidad debería ser obligatoria?”, apunta.

“Es fácil de responder”, decía Atwood en una entrevista en la que le preguntaban sobre las razones por las que había decidido sentarse a escribir la secuela. “Número 1, es divertido”, apuntaba. “Pero esa es una respuesta muy frívola. Número 2, me han preguntado los lectores por estas cuestiones durante 35 años“, añade, explicando que es “el momento” de responder a alguna de ellas. Según explica, la idea de la secuela le ha estado rondando durante cinco años y casi ha terminado el trabajo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...