celia

Una de las autoras que más vendían en los años 30 era Elena Fortún, una escritora que se había lanzado de forma tardía a la carrera de escritora (como cuenta Carmen Martín Gaite en una reseña tardía – como ella la llama – en una edición de los años 90 de uno de sus libros, Fortún estaba buscando una fuente de ingresos: pensó en convertirse en comercial de aspiradoras, pero ganó la recomendación de una amiga de que se hiciese escritora). En las primeras ferias del libro, que aparecieron en Madrid en los años de la República, sus libros, protagonizados por Celia, encabezaban las listas de ventas. Fortún volvió a tener un cierto momento de gloria en los años 90, que fue cuando la descubrimos muchos niños vía televisión. Sus cuentos estaban siendo convertidos en serie y los libros fueron reeditados.

Desde entonces, encontrar los libros de Celia no era especialmente fácil, especialmente algunas rarezas editoriales como Celia en la Revolución. Fortún, que vivió la Guerra Civil en Madrid, Valencia y Albacete, usó sus experiencias para crear una novela en la que Celia se ve arrastrada por la vorágine de la guerra. La novela no pasó de un primer borrador y no fue publicada en vida de la autora (aunque sí publicó la novela que viene a continuación, Celia, institutriz en América), aunque sí a finales de los 80 tras ser encontrada por una experta. La edición es una de esas rarezas editoriales que se podían cotizar por encima de los 100 euros en el mercado de los libros de segunda mano. Aunque los lectores se preguntaban por qué el libro no se reeditaba (otros de los libros de Celia sí tuvieron mejor suerte), lo cierto es que la novela se quedó como una rareza editorial y ‘hacer la colección completa’ no era posible.

La suerte de Celia en la Revolución acaba de cambiar. La editorial Renacimiento va a lanzar al mercado una nueva edición de la novela, en medio de una reedición de otras novelas de Celia. En librerías ya están otros de los títulos que van antes y después de este título. “En realidad el libro estaba ya listo y a la espera de incorporarle el prólogo que ha hecho, especialmente para esta edición, Andrés Trapiello, gran defensor de Celia en la revolución, a la que ha dedicado grandes elogios en Las armas y las letras. Ha sido importante además que Celia en la revolución salga dentro del contexto que le corresponde, entre Celia madrecita y Celia institutriz en América”, nos explican desde la editorial.

celia en la revolucion renacimientoEl lanzamiento es una gran noticia para todos aquellos que buscaban el libro y también una gran noticia para la recuperación de la historia de la literatura infantil y juvenil en castellano. La gran cuestión es por qué este libro (y la saga en general) no se recuperó antes. Le hemos preguntado a los editores si hacerse con los derechos de estas historias era muy complicado. “Los derechos de autor no han sido un problema”, nos dicen.

Si a Elena Fortún no se le ha editado más en los últimos treinta años ha sido, sobre todo, por el desinterés de los editores. Seguramente lo que se ha ido reeditando ha sido justamente aquellas solas obras que se creía que tenían algún interés comercial”, apuntan. En Renacimiento ya han publicado algunos libros de Fortún en años precedentes (como es el caso de El arte de contar cuentos a los niños, que publicaron en 2008, y Teatro para niños, en 2013).

¿Está despertando ya la nueva edición de Celia en la Revolución interés? “La verdad es que sí. Como no se encuentra por ningún lado y cuando sale algún ejemplar en los circuitos de libro viejo suele venderse a más de 200 euros, hay un gran interés y mucha curiosidad. Hay además gran interés entre el público académico y universitario”, nos explican desde la editorial.

La editorial espera además publicar todos los libros de Celia y lanzarse a la obra completa de Fortún, incluso aquellos textos que permanecen inéditos. “Tenemos la intención de publicar toda la obra de Elena Fortún, incluso inéditos, como su novela Oculto sendero o libros poco conocidos como su recopilación de Canciones infantiles (1934). Como muestra de ello, nuestra edición de Mila y Piolín  incluye diez capítulos que no habían sido recogidos en las ediciones de la editorial Aguilar, pero que formaban parte de la edición original en la revista Semana”, nos dicen.

Por qué reeditar a Celia

“Elena Fortún no es sólo la escritora de libros infantiles más representativa y exitosa de todo el siglo XX, sino también y sobre todo una excelente escritora, como prueba su literatura inédita”, nos aseguran. “Merece por tanto, sin ninguna duda, el que sus libros puedan seguir estando a disposición de los lectores del siglo XXI”, aseveran.

Renacimiento está además haciendo una edición que no es la habitual cuando se trata de libros nacidos para niños: la edición puede ser leída por niños  pero también por adultos con fines más ‘intelectuales’, por así decirlo, ya que incluyen prólogos de expertos (confieso que mi edición de los 90 de Celia lo que dice era así también: a los 8 años ignoré el prólogo académico de Carmen Martín Gaite, años después lo leí con muchísimo interés). Cuando le preguntamos a los responsables de la editorial quienes esperan que lean estos libros, ellos lo tienen claro. “La buena literatura infantil y juvenil es, al cabo, literatura para todos los públicos. El caso de El principito, por ejemplo, lo corrobora. Creemos que lo realmente importante es ofrecer una visión global, completa y fiable de la obra de Elena Fortún y que tal cosa no tiene por qué impedir que los niños de hoy se acerquen a ella, aunque las ediciones no están pensadas o dirigidas exclusivamente a los niños”, aseguran.

Cómo se publicarán los libros

La aparición de los textos está siguiendo (para los puristas del orden de las sagas y series de libros es una terrible noticia) un orden desordenado, aunque este sistema de reedición tiene una explicación editorial y literaria.

“Las principales impulsoras de este proyecto son María Jesús Fraga (Universidad Complutense) y Nuria Capdevila-Argüelles (Universidad de Exeter, Reino Unido), destacadas especialistas en la obra de Elena Fortún, a la que han dedicado media vida. Ellas son las responsables de las distintas ediciones y de los estudios que las acompañan. La colección se estrena con los libros que escribe su autora en el exilio, desconocidos para la mayoría del público infantil y adulto. Son los volúmenes históricamente más significativos y controvertidos de la colección Celia y su mundo”, nos  explican. “De ahí que la colección comience con Celia Institutriz, seguida de Mila y Piolín”.

Las editoras modernas consideraron que Celia madrecita, Celia en la revolución y Celia institutriz funcionaban como una trilogía sobre el paso de la adolescencia a la madurez y además cuentan con la peculiaridad de ser “novelas todas ellas escritas como tales sin ser concebidas previamente como capítulos en la prensa” (los libros de Celia eran, en origen, historias publicadas en prensa con una continuidad periódica). Por ello, la publicación de estas tres novelas “merece ser atendida sin espaciarla demasiado en el tiempo”. “La novela inédita Oculto sendero remataría la trilogía”, nos dicen. “La idea es luego seguir el orden con el que los libros se publicaron durante el exilio”, concluyen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...