Uno de los libros más esperados de la temporada otoño-invierno es Los testamentos, la última novela de Margaret Atwood y la continuación de una de sus novelas más reconocidas, El cuento de la criada. La novela llegará a España el próximo jueves (los jueves es cuando se lanzan las novedades de forma habitual en este mercado) pero ya lo hizo a los mercados en inglés (donde las novedades llegan habitualmente los martes). Las librerías venden ya por tanto The Testaments, la versión original de la novela, y tienen hoy su día “grande” en la distribución de la obra. Pero lo cierto es que el apogeo de las ventas no empezó cuando las librerías abren habitualmente las puertas, sino ya a medianoche. 

En el mundo de la tecnología es habitual el que se hagan colas nocturnas, que se abran las tiendas a la medianoche para hacerse el producto y el que los consumidores quieran ser los primeros en tener algo. De hecho, es una parte más del ritual del lanzamiento de los nuevos iPhones de Apple. La compañía presenta el dispositivo, anuncia cuándo llegará a tiendas y, justo antes de ese día, empiezan a hacerse colas en las puertas de sus tiendas en todo el mundo. Son fans que quieren ser los primeros en hacerse con el smartphone y para los que abren de forma especial la tienda a las 0 horas, cuando arranca oficialmente el día de lanzamiento, para vender el teléfono. 

Ahora bien, lo que es habitual en la tecnología no lo es tanto en la literatura. En la redacción nos hemos estrujado el cerebro intentando recordar algún lanzamiento literario con colas y apertura nocturna y no hemos logrado recordarlo. Lo ha conseguido, eso sí, Margaret Atwood. El lanzamiento de The Testaments ha tenido colas nocturnas y lectores felices de ser los primeros en comprar el libro. 

La agencia Reuters ya adelantaba que se esperaba que cientos de personas hiciesen cola a medianoche en Reino Unido y en Estados Unidos para hacerse con un ejemplar de la novela, gracias a que varias librerías iban a hacer apertura nocturna para distribuir ejemplares. Y no solo eso. El lanzamiento oficial del libro se iba a hacer en Londres en una fiesta en una librería Waterstones con Atwood, pero iba a poder ser visto en cines por todo el mundo de forma simultánea (en total, 100 cines iban a emitirlo). 

En el Waterstones de Londres donde se hizo el lanzamiento con la presencia de Atwood la noche pasada había cientos de personas haciendo cola en la calle. Una de las lectoras – trabajadora además de la industria editorial – le decía a los medios que el entusiasmo que se veía por la llegada del libro le recordaba al frenesí que había visto con Harry Potter en su momento. “Es bonito que una autora genere este tipo de atención una vez más”, señalaba, recordando que las grandes colas y audiencias suelen estar ahora en las películas, los programas y los contenidos audiovisuales.

La cola estaba dominada por las lectoras y por lectoras veinteañeras y treintañeras, apuntaban desde The Guardian. El ambiente gileadiano lo ponían mujeres disfrazadas como los personajes de ambas novelas. 

Fotos Waterstones

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...