DSCN1359

Aunque parezca imposible, dado todas las noticias que escuchamos sobre el mundo del libro y la lectura, continúan apareciendo nuevas editoriales, que intentan ofrecer títulos que se salen de lo que habitualmente encontramos en librerías o que, simplemente, cumplen con el sueño que todo lector tiene de ser editor. En la lista de nuevas editoriales que han aparecido en los últimos tiempos, se encuentra Hoja de Lata, una pequeña editorial independiente que acaba de nacer en Asturias.

«Se nos ocurrió montar la editorial tras quedar yo en el paro», nos explica Daniel Álvarez, uno de los dos socios fundadores de Hoja de Lata, por correo electrónico. «Siempre decimos que Hoja de Lata nace haciendo de la necesidad virtud«. Álvarez trabajaba como librero hasta que una reducción de plantilla lo dejó sin empleo. A pesar de todos los agoreros que anuncian la muerte del libro, el canibalismo del ebook y la locura de publicar en estos tiempos, se lanzó al mundo editorial. «Nadie nos iba a regalar un puesto de trabajo, y tras recoger la carta de despido, viendo el desolador panorama laboral, tienes dos opciones: o agarrar la maleta y emigrar, o aprovechar el rebufo emprendedor que te genera el haber perdido tu trabajo», nos confiesa. «Decidimos optar por la segunda y lanzarnos de lleno a desarrollar nuestro ansiado proyecto editorial».

El proceso empezó hace dos años y hoy Hojas de Lata ya tiene un par de títulos en el mercado. Se estrenaron con la traducción de Arraianos, de Xosé Luís Méndez Ferrín, un clásico de la literatura gallega que aún no había dado el salto a la edición en castellano. «Arrancamos con Arraianos porque entraña en sí la filosofía de Hoja de Lata: es un titulazo, una obra maestra, pero bastante desconocida más allá de Galicia porque el autor, en nuestra opinión, paga el peaje de su incorrección política», nos indica Daniel Álvarez. «Al comenzar con Arraianos queríamos decir: «Hola, somos Hoja de Lata y estas son nuestras credenciales: una obra de altísimo nivel, una traducción primorosa y una edición muy cuidada». Era plasmar un cuño de calidad que el lector avanzado sabría apreciar», añade. A Arraianos se sumó después Cartas de una pionera, de Elinore Pruitt Stewart, que recopila las cartas en las que Pruitt Stewart narra su llegada a principios del siglo XX a las montañas de Wyoming para labrarse una nueva vida para ella y su hija, y los títulos han continuado aumentando desde entonces.

«El primer criterio ha de ser, obviamente, el de la calidad de la obra«, responde Álvarez cuando le preguntamos qué tiene que tener una obra para ser incluida en el catálogo de Hoja de Lata. «Si la hemos leído y nos parece que tiene el suficiente nivel, coherencia con la filosofía de la editorial y con el resto del catálogo, que es una obra que puede ofrecer algo diferente al lector, pasamos a valorar la viabilidad económica del proyecto: que sea factible contratar la obra, que la traducción (si la necesita) también esté dentro de nuestro presupuesto, que la expectativa de ventas permita albergar cierta confianza en su rentabilidad», añade.

Hoja de Lata espera publicar doce títulos al año. De ellos, 8 serán parte de su colección de narrativa y 4 de ensayo. «Con las obras de ensayo pretendemos ofrecer al público herramientas de conocimiento, títulos accesibles para el gran público, pedagógicos, no manuales académicos», apunta Daniel Álvarez. «Teníamos claro que queríamos publicar narrativa y ensayo para esas amplias minorías lectoras habituales, que acuden a las librerías para ver con calma las mesas de novedades, que sabe lo que quiere leer», nos indica.

Los fundadores de la editorial tenían previa experiencia como «editores aficionados», aunque a su formación vía posgrado en el mundo editorial se suma su trayectoria librera. ¿Ayuda el haber sido librero en el trabajo de una editorial? «Ser librero te enseña a ver cómo piensa el público, qué títulos pueden resultar atractivos y a quién, cuáles no, cómo plantear el diseño de tus colecciones, cómo presentarte al resto de libreros, cómo funciona el mundo del libro, cuál es el ciclo de publicación-distribución-venta o devolución…», responde Daniel Álvarez. «La verdad es que es un buen complemento para valorar las obras que pretendes editar, sobre todo desde el punto de vista de la viabilidad comercial«.

Los títulos de esta nueva editorial se pueden encontrar en librerías off y online. Por el momento, solo están en papel aunque, prometen, no se olvidarán de lo electrónico. «Nuestros títulos no están en formato digital aún, pero sí contamos con ofrecer e-book a precios razonables a corto plazo», apunta.

Foto | Cortesía Hoja de Lata

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...