elpequenojardinero

Impedimenta, una de esas editoriales que suele estar en la lista de favoritos de los lectores por sus ediciones cuidadas y sus títulos, va a lanzar ahora también libros para niños, o al menos lo va a hacer de una forma un poco más formal. Entre sus novedades para 2016 está la colección La Pequeña Impedimenta. “Lo cierto es que Impedimenta ya había publicado anteriormente libros para niños. En nuestra colección El Mapa del Tesoro hemos publicado títulos como Max y Moritz, Pedro Melenas y Compañía y Las siestas de Polly, libros de cierto tono “vintage” que se veían complementados con obras ilustradas como los Diarios de Adán y Eva, de Mark Twain y Sara Morante”, nos explican desde la editorial.

Si se han lanzado a crear un sello especial para el público infantil es porque han encontrado unos títulos específicos.  “La aparición de la colección La Pequeña Impedimenta ha sido más bien consecuencia de la búsqueda de títulos para nuestra colección de cómic, El Chico Amarillo. La exquisita editorial inglesa Nobrow, que edita novelas gráficas realmente artísticas, tiene una línea estéticamente deliciosa en su colección Flying Eye Books, de donde ya sacamos El viaje de Shackleton, de William Grill. Algunos otros títulos son mucho más dirigidos a un público infantil”, nos dicen. Los primeros libros que publicarán para niños llegan de hecho de esa colección. Serán El pequeño jardinero, de Emily Hughes, El viaje, de Francesca Sanna, y Tipos duros, de Keith Negley.

portadas pequeña impedimenta

¿Qué es lo que tendrán en común todos los libros para niños que publique Impedimenta? Por lo que nos cuentan desde la editorial, los criterios serán bastante parecidos a los que imperan en sus libros para adultos.

astronaut

“Primero, serán libros con un intachable gusto estético, en el que existirá un tremendo cuidado en la producción. La edición de libros infantiles te da muchísima libertad, en ellos la imaginación se desborda, y nos gusta ese derroche de creatividad que se da en los títulos seleccionados”, nos explican, reconociendo que serán “libros que sean bonitos por sí mismos”. “Diré algo que puede resultar políticamente incorrecto, pero valoramos en igual medida el goce estético y los supuestos valores educativos que pueda tener el libro, que los hay (la solidaridad en El pequeño jardinero, la aceptación de los sentimientos en los chicos, en Tipos duros (también tienen sentimientos) o la experiencia de los refugiados, en El viaje)”, nos cuentan por mail. Igual que los libros que ha publicado hasta ahora Impedimenta hacían que te entrase ganas de poseerlo de forma física, intuimos que con los para niños pasará algo igual.

tiposduros

Además, Impedimenta quiere que sean libros con una vida larga. “Serán libros para guardar. No nos interesan los libros de usar y tirar, sino que queremos ir más allá. Queremos hacer un objeto bello, admirable y bonito. Y divertido y que trascienda. Con autores muy seleccionados y cuyas obras tengan encanto”, prometen.

Los libros serán también libros para leer en familia. “Serán libros para leer con los padres, pero que también gusten a los niños si se enfrentan a ellos solos“, nos explican. “Queremos que los libros digan algo a los chavales, que los conmuevan y los impliquen”, añaden.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...