Librería en un tren

No hay nada que me guste más que las librerías en sitios insólitos, y si además estos tienen el regusto de lo viejo, de lo decrépito, de lo abandonado, el éxito está ya asegurado.

Podéis imaginar, pues, las ganas que tengo de visitar “La caverne aux livres”, una encantadora librería de Auvers-sur-Oise (a unos 30 km de París) donde los libros se extienden por la vieja estación postal, pero también por dos vagones de tren con los colores ya desgastados, que todavía reposan sobre las vías . Tan vividos como el escenario son algunos de los libros que se venden, ya que se trata de una librería de segunda mano.

Tren estación con librosEl padre del actual librero compró la estación hace ya casi 20 años, y desde entonces “La caverne aux livres” se ha convertido en uno de los principales reclamos de la ciudad para los bibliófilos, aunque no el único. Auvers-sur-Oise fue lugar de descanso de muchos pintores impresionistas, y el mismo Van Gogh frecuentaba la estación postal cuando iba a recoger el material que le envíaba su hermano Theo.

Ahora la estación está repleta de libros de todo tipo, que se extienden por los casilleros para clasificar la correspondencia, viejos muebles decrépitos de madera o los portaequipajes de un par de vagones de los años 30. Entre la decoración de la “caverna de los libros” destaca una bañera vintage suspendida o una bella sombrilla japonesa… aunque los mejores tesoros, menos evidentes, son los productos en venta.

Podemos visitar la librería “La caverne aux livres” en la place de la gare de Auvers-sur-Oise, de jueves a domingo, de once a seis de la tarde.

Vía | Marc André Dubout y The little daze

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...