Atticus Finch

La noticia literaria de la semana y posiblemente de la década ha llegado por sorpresa (auténtica sorpresa) desde Estados Unidos: Harper Lee, una de esas escritoras conocidas por tener un único éxito, va a publicar una nueva novela. La escritora publicará el próximo mes de julio la segunda parte de Matar a un ruiseñor, aunque lo cierto es que la escribió antes de la novela que  la hizo famosa. En esta novela, Go Set a Watchman, una Scout adulta vuelve al pueblo del sur en el que creció y tiene que enfrentarse a los recuerdos del pasado. El editor le recomendó entonces a Lee que olvidase la historia de la adulta y se quedase con los recuerdos de la niña. La autora así lo hizo.

Lo que la editorial ha contado ahora es que el manuscrito de esta primera novela se perdió: Harper Lee sabía por supuesto que la obra existía pero no sabía dónde se encontraba. La sorpresa llegó cuando el borrador de la novela fue re-encontrado. Según explicaba HaperCollins, la editorial del libro, fue la abogada de la escritora quien lo encontró por azar.

Pero por supuesto la historia de la aparición del libro causó muchas preguntas e hizo que muchos se preguntasen cómo había aparecido el libro (y qué se puede esperar de esta historia tanto tiempo después del lanzamiento de la obra que se hizo mundialmente famosa).  Una de las cuestiones es si la historia que se contará será en realidad la misma que la de Matar a un ruiseñor pero de forma diferente. «No se solapan», explica a The Atlantic el editor  Jonathan Burnham, de Harper, la editorial que lo va a publicar, aunque reconoce que es difícil poner etiquetas al libro. «En cierto modo, es una pre-secuela, si eso  puede existir. Nada del material de Go Set A Watchman se encuentra en Matar a un ruiseñor. Todas las escenas son nuevas. La escritura es nueva», añade. Y deja claro que a pesar de la historia de los dos libros, este no es un borrador para el ya conocido.

Y otra es cómo la abogada acabó encontrando el libro. Burnham también ha dado más detalles a The Atlantic. Según el editor, Tonja Carter, la abogada, estaba comprobando los archivos de la escritora (que se guardan en un lugar seguro cerca de su casa) para localizar el manuscrito original de Matar a un ruiseñor y comprobar el estado en el que se encontraba. Cuando se puso a ojearlo se dio cuenta de que aparecían personajes que no eran del libro que conocía, lo que le demostró que estaba ante otra novela. Harper Lee «creía que lo había perdido», apunta el editor. «Estaba encantada cuando se encontró», añade.

El manuscrito está completamente terminado y, según el editor, no necesitó prácticamente que se hiciese una edición sobre el mismo. Es decir, no se ha corregido.

¿Se están aprovechando de una ancianita?

go set a watchman portada amazonAunque por supuesto la aparición del manuscrito no solo llevó a los lectores a preguntarse cómo se había encontrado, sino también si la publicación era o no pertinente. Más allá de que algunos temen que la obra no esté a la altura de Matar a un ruiseñor y que por tanto la novela resulte decepcionante, hay quienes se han preguntado si la situación no es sospechosamente llamativa. En un artículo de Jezabel indexan algunos de los temas que los lectores han juzgado sospechosos. El primero es que el libro ha aparecido justo unos meses después de la muerte de Alice Lee, la hermana de la escritora y quien protegía con más impetu la privacidad y las decisiones de la escritora.

Alice era abogada y fue una de las pocas personas que formaron parte del círculo de la escritora una vez que esta se retiró después del gran éxito que supuso en los 60 su novela. Y la hermana fue también una de las que explicaba por qué Harper Lee no publicó nada más: «Cuando has llegado a una cumbre, ¿cómo te sentirías escribiendo algo más? ¿Sentirías que estás compitiendo contra ti mismo?», apuntaba, como recoge uno de los obituarios que se publicaron tras su muerte.

Y aunque Alice era mayor que Harper Lee (se llevaban más de una década) fue quien vigiló por su hermana que se cumpliesen sus deseos. Según declaraba Alice Lee antes de morir, Harper Lee había perdido facultades tras un infarto y (aquí es donde todos los críticos ante la publicación de libro inciden) no sabía muy bien qué era lo que firmaba cuando le ponían papeles legales delante. El editor señala a The Atlantic que Harper Lee está en buena forma (acaba de empezar a leer una biografía de la reina Victoria), pero eso no ha acabado con todos los comentarios negativos que ha despertado la próxima publicación y la controversia es casi un tema tan noticiable como el lanzamiento del libro en si.

«Existe ese rumor sobre ella que ha prevalecido durante décadas de que es una reclusa, lo que es un absoluto absurdo. No es una reclusa«, explica Hugh Van Dusen, su editor en HarperCollins, a Vulture. «Únicamente no le gusta la publicidad», añade. Obviamente, el medio le preguntó por toda la controversia y la idea de que quizás ella no era muy consciente de lo que pasaba y todo había sido forzado. «¿Te refieres a que ella era reacia a publicarlo? No, no, no, no. Nunca haríamos eso. Ella es demasiado valiosa como autora para hacer el tonto de esa manera. Eso no va a ocurrir. Nunca ocurriría. No nos atreveríamos a algo así», añade.

Quizás la última palabra se le podría dejar a la propia Harper Lee: la editorial lanzó un comunicado en el que citaban nuevamente a la escritora y en esta ocasión se declaraba muy contenta con la edición de la obra.

A pesar de la polémica el libro se está vendiendo ya muy bien: en Amazon se puede comprar ya en preventa (en Amazon España está en varias de las ediciones pero también se puede comprar ya Go Set a Watchman) y en la versión estadounidense de la popular tienda online de libros es ya el libro más vendido. Y eso que sus lectores tendrán que esperar hasta julio para recibirlo.

go set a watchman amazon

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...