Año nuevo, listado de nuevos escritores que entran en dominio público con el cambio de año. Dado que la protección de derechos de autor más habitual tras el fallecimiento del escritor es, a nivel global, que se proteja tras la muerte 70 años más tras el fallecimiento, en 2019 entran – en general – en dominio público aquellos escritores que murieron en 1948.

Los nombres más populares del listado de fallecidos en 1948 cuyas obras entran en 2019 en dominio público podrían ser Zelda Fitzgerald o Vicente Huidobro, aunque la recopilación abarca más nombres y de muchas más literaturas. No es sin embargo un año en el que se produzca la entrada en dominio público – en general – de autores muy notables.

Más populares son algunos de los nombres que entran en dominio público en aquellos países que protegen los derechos de autor 50 años tras la muerte y donde entran en dominio público los fallecidos en 1968. Es el caso de Uruguay, Bolivia, Cuba, El Salvador, México (para los fallecidos antes de 1944) o Nueva Zelanda, entre otros países. En esa lista están escritores como Enid Blyton, Marcel Duchamp, John Steinbeck o Upton Sinclair.

En Estados Unidos (donde lo que entra o no en dominio público es material para un culebrón) entran en dominio público todos los trabajos publicados en 1923. Los años anteriores ya eran parte del dominio público desde hace años, aunque hacía 20 años que no se producía la entrada de ningún nuevo trabajo en dominio público en EEUU por expiración de derechos, por culpa de una extensión de la protección tras una campaña de lobby de los gigantes del entretenimiento.

Así, entran en dominio público en EEUU, novelas de Agatha Christie o Virginia Woolf (Woolf ya es de dominio público en muchos países, dado que murió a principios de los 40) y otros pesos pesados literarios, como poemas de Robert Frost. También pasan a dominio público curiosidades, como el libro de recetas escrito por Jessie Conrad, la esposa del escritor Joseph Conrad, A Handbook of Cookery for a Small House. En otros terrenos entran en dominio público películas de Cecil B. DeMille o Charlie Chaplin.

Los escritores que lo hacen en España

En España, la ley de protección de la propiedad intelectual cambió en las últimas décadas. El cambio legal se produjo en 1987, haciendo que la protección tras la muerte se quedase equiparada a la normativa común en Europa. La propiedad intelectual está protegida así hasta 70 años después de su muerte. Sin embargo, este dato solo se aplica a partir de la entrada en vigor de esa nueva ley.

Los escritores fallecidos antes de esa fecha están protegidos por la ley de propiedad intelectual de 1879, lo que hace que cuenten con un plazo de protección de las obras de 80 años a partir de la muerte del autor. Por ello, en España, solo entran en dominio público aquellos autores (sean de donde sean) que hayan muerto en 1938 (los muertos en años anteriores ya están en dominio público).

Viendo la lista de escritores fallecidos en 1938 que se encuentra en la Wikipedia se puede descubrir que en 1938 murieron Gabriele D’Annunzio, Thomas Wolfe o Karel Čapek. No hay – en general – nombres de impacto como los que aparecen en otros listados más globales en términos de libros que son best-sellers.

Del listado de escritores que entran en dominio público también hay un número de escritores españoles. Este año entran en ese subdominio del registro 175 escritores, de los que se pueden destacar a varios nombres. Como cada año, la Biblioteca Nacional de España ha hecho el censo de autores que entran en dominio público y ha destacado los nombres de aquellos más reseñables. Copiamos ese listado de la BNE con los comentarios que aportan desde la Biblioteca en la nota de prensa de presentación del censo.

  • Serafín Álvarez Quintero (nacido en 1871), dramaturgo.
  • Teodoro Anasagasti (1880), arquitecto y profesor.
  • José Pío Aza (1865), dominico asturiano que, con más de 40 años, se fue de misionero a la Amazonía peruana, convirtiéndose en un notable explorador, etnólogo y filólogo de la lengua machiguenga.
  • José Cebrián Saura, general de infantería de marina e historiador naval.
  • Juan de la Cierva y Peñafiel (1864), abogado y político de la Restauración.
  • Joan Costa i Deu periodista (1883) se exilió en Génova y escribió, con pseudónimo, sobre la persecución religiosa en Cataluña.
  • Gabriel Galán y Ruiz, Gabriel (1869), astrónomo y profesor.
  • Rafael García Ormaechea (1876), jurista traductor de Marx.
  • Faustino D. Gazulla (1879), mercedario e historiador aragonés.
  • Rodolfo Gil (1872), político, profesor y periodista.
  • Andrés Giménez Soler (1869), arabista, archivero de la Corona de Aragón, aragonesista.
  • Edmundo González-Blanco (1877), ensayista, escritor y traductor.
  • Gonzalo Jiménez de la Espada (1874), orientalista, trad. del japonés.
  • Esteban Lanza Iturriaga, I. de Panay (1865), el último periodista de Filipinas, escritor satírico.
  • Manuel Linares Rivas (1867), dramaturgo.
  • Luis López-Ballesteros y de Torres (1896), traductor de las obras completas de Freud.
  • Juan José Morato (1864), destacado impresor socialista.
  • Longinos Navás (1858), entomólogo jesuita.
  • María Atocha Ossorio y Gallardo (1876), la única mujer de esta lista. Escritora, traductora y periodista.
  • Armando Palacio Valdés (1853), novelista realista.
  • José Paluzíe y Lucena (1860), ingeniero y ajedrecista, de familia de editores y pedagogos de Barcelona.
  • Juan Pérez Zúñiga (1860), humorista, escritor, compositor y periodista.
  • Mariano Rubió y Bellvé (1862), ingeniero militar.

De estos autores, se podrá acceder a una selección de obras en la propia web de la BNE. Estos contenidos “serán libremente accesibles desde la Biblioteca Digital Hispánica”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...