sally mackenzie

No sé muy bien como traducir la palabra ‘cute’ del inglés al castellano. En teoría es encantador, pero no exactamente solo eso. La mejor traducción es la palabra gallega riquiño, una palabra comodín que los hablantes de gallego usamos para muchas cosas (que te digan que eres riquiño puede ser muy bueno… o terriblemente malo, ¡bendito contexto!) pero que es perfecta para lo cute. Todas esas novelas encantadoras, cute, que se publican en inglés son novelas riquiñas. Yo lo digo, espero que asumáis el término y acuñarlo así para siempre, como una Fundéu alternativa.

Y el término viene muy al uso para ciertos tipos de novela romántica histórica que entran claramente en este saco. Tessa Dare podría ser en cierto modo romántica riquiña y algunas de las novelas de Julia Quinn también lo son. La serie Loves Bridge de Sally MacKenzie, que en España está publicando Libros de Seda y que en su edición original está publicando Kensington Books en su sello Zebra (allí acaban de publicar la última entrega, When to Engage an Earl), es definitivamente romántica riquiña. Por supuesto, como ocurre con todos los géneros y con todos los subgéneros literarios, la calidad de los textos varía y meter en un saco a una autora y a su obra no implica necesariamente que vaya a ser buena o mala. Todo depende de quién escriba y qué escriba.

¿Cuáles podrían ser los signos generales de la romántica riquiña? Son historias de novela histórica (porque al fin y al cabo las contemporáneas ya las podemos meter en el saco de las feel good) pero en las que la historia como Historia no es tan importante. Reconozco que, aunque me gusta mucho Tessa Dare en general, me costó empezar a leer algunas de sus novelas porque requerían un punto de partida como lectora de novela histórica diferente (¿una aristócrata que quiere dedicarse a fabricar profesionalmente cerveza?: es lo que ocurre en una de las novelas de Dare y para mí fue un punto de partida difícil de conquistar).

Digamos que la presentación del momento histórico es simpática y amable. Aunque a veces aparezcan temas importantes y serios como telón de fondo (otra novela de Dare aborda cómo las mujeres y sus problemas de salud eran tratados de una forma arbitraria y paternalista), lo habitual es que no ocurra de forma recurrente o de forma cruda. Nada que ver, por ejemplo, con lo que podría estar haciendo Elizabeth Hoyt en su saga Maiden Lane, una lectura ultra cruda de la vida en Londres en el siglo XVIII (y posiblemente mucho más realista históricamente).

Las historias son también más simpáticas y los conflictos menos terribles. Nada de venganzas espantosas y dramones dignos de una novela de Minerva Press: aquí se entra casi más en el terreno de la comedia romántica.

cover111234-mediumEl único problema es que las historias tienen que estar muy bien escritas (y las autoras conocer muy bien la época sobre la que escriben) para no caer en lo que en inglés se conoce como wallpaper historicals (novelas históricas papel de pared, podríamos traducir). Estas novelas se venden como novelas románticas históricas, pero al final en realidad son historias ‘de vestidos largos’ y punto. Tienen un par de toques históricos y ropa de época, pero no son exactamente historias de época. Son muchos los libros que pueden entrar en este terreno (y muchos son horribles y otros son muy buenos y dan una muy buena tarde de lectura), pero no todos los lectores son capaces de aceptar el juego literario que proponen (al final, con algunos de estos libros es en realidad como leer una fantasía historicista).

Y para comprender todo este problema y toda esta génesis de las históricas riquiñas se puede usar perfectamente Loves Bridge. La saga parte de una casa en un pueblo (inspirada por una historia real) que está destinada a las solteronas. Si una solterona quiere vivir en ella, puede solicitarlo cuando la casa se queda vacía. Para tres de las habitantes del pueblo, la casa es su sueño dorado. Ninguna de las tres se quiere casar, pero esto en la Regencia inglesa no es lo más fácil, y la casa es su seguridad. La casa es propiedad de un duque (sí, algún día hablaremos de los duques en romántica…), un duque que está maldito por culpa de una historia de amor que salió mal desde la creación de la casa décadas atrás (cuando nacen sus herederos los duques mueren). El duque tiene que sortear la casa entre las solteras que desean vivir en ella, lo que hace que entren en la historia un duque y sus dos nobles amigos. Sumemos además una gata con personalidad propia a la historia y está la trama hecha.

Las dos primeras novelas y la novela corta que marca el inicio de la saga funcionan como romántica riquiña (y las portadas y los títulos que le han dado en la edición española de Libros de Seda funcionan mejor que los originales). Las dos primeras novelas tratan una, por un lado, sobre el duque que obviamente no quiere casarse y tener un hijo y la primera de las solteronas y ganadora del derecho a vivir en la casa, deseosa de dejar su casa hiperpoblada (es la hija mayor de un vicario que tiene muchísimos hijos), y como sus caminos no paran de cruzarse y la otra, por otro lado, sobre la amiga de la soltera que también quiere la casa y el primo del duque. La amiga intenta que el duque y la solterona titular se casen para poder quedarse ella con la casa y el primo que el duque no lo haga para proteger su vida. Las dos novelas funcionan como historias de enredos, con su toque riquiño para sofá y mantita (o en estas fechas sofá y aire acondicionado).

La tercera y última de las historias, sin embargo, cruza ya a lo papel pintado de pared. Quizás la autora se quedó sin fuelle o sin conflicto para la historia. La tercera soltera ha visto como las otras dos se casaban y ella se quedaba con la casa y el amigo del duque y su primo acumula ya dos novias a la fuga que lo dejaron por otro. Son el enlace esperado, pero en la historia el conflicto parece forzado y la trama no solo demasiado irrelevante sino también demasiado WTF a veces como para que sea una histórica riquiña (el amigo, noble, es también maestro de marionetas y hace un show en la plaza del pueblo…).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...