baguetteYa hemos visto cuáles son los libros con más preventas en Amazon y por tanto que tendrán más éxito en otoño. También sabemos cuáles serán las grandes novedades que se publicarán en septiembre.  Pero casi todas esas listas permiten descubrir, en realidad, lo que ocurrirá en el mercado literario en inglés, que aunque muy influyente (¿de dónde vienen los best-sellers?) no es todo lo que hay en el mundo de los libros. La poderosa literatura francesa se prepara igualmente para la vuelta tras las vacaciones, con 555 novedades para la rentrée en las que el ‘basado en hechos reales’ será repetido, muy repetido.

Como ocurre con cada cambio de estación literaria, Le Monde ha hecho una predicción de lo que nos espera en breve. La vuelta al curso de la literatura francesa vendrá marcada, antes que nada, por lo real. Numerosos son los escritores que se basan en sus experiencias propias para crear sus obras: autobiografía, vuelta a los lugares de su vida (Amélie Nothom vuelve a escribir – una vez más – sobre su vida personal y su viaje a Japón en La Nostalgie heureuse, por poner un ejemplo) o autoficción llenarán las mesas de novedades.

Pero lo real no será únicamente ‘lo propio’. Los escritores franceses se lanzan en masa a novelar sobre otros. Con la vuelta literaria llegarán novelas basadas en escritores o en las que los escritores son personajes. Victor Hugo aparece en Trois grands fauves, de Hugo Boris, y Céline en Clichy, de Vincent Jolit, por poner dos ejemplos (la lista es más larga). Arthur Rimbaud consigue no sólo una sino tres novelas en el censo de Le Monde en las que se aborda su persona: la más exótica es sin duda Itinéraire d’un poète apache, de Guillaume Staelens, que se imagina a Rimbaud rollo viajero en el tiempo viviendo en el mundo contemporáneo. No sólo de escritores viven los literatos franceses. También habrá novelas basadas en pintores (Da Vinci o Félix Valloton) o músicos (desde Prokofiev hasta Kurt Cobain).

A la moda de lo real se suma la moda de lo estadounidense. Tras el éxito de La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joel Dicker, era de esperar una avalancha de imitadores/escritores a los que lleva la marea. Siempre sucede (sólo diremos 50 sombras de Grey y mesa de novedades de cualquier librería mainstream). Muchos son los escritores que con las novedades del otoño se han lanzado a explorar Estados Unidos e intentar dar su propio bombazo ‘americano’. Al final, como recuerdan desde Le Monde, para algunos la novela de Dicker les recordaba a una novela policíaca estadounidense, sólo que mal traducida. La americanización tiene por tanto mucho camino.

Foto |  französisches Landwirtschaftsministerium

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...