2018 se ha convertido en un año histórico, al menos en lo que a premios literarios se refiere. El premio de literatura por excelencia, el Premio Nobel, no será entregado este año. La Academia Sueca anunciaba en mayo que posponía la entrega del premio y que en 2018 se tomarían un descanso (el premio se acumula para 2019). El hecho es algo nunca visto, porque las excepciones en los Nobel suelen estar vinculadas a momentos históricos cruciales (no se entregaron durante las guerras mundiales).

Sin embargo, una situación complicada puede llevar a la no entrega de premios. “Una de las circunstancia que pueden justificar una excepción” (en la entrega de premio) “es cuando una situación en la institución que da el premio surge que es tan seria que la decisión del premio no se percibirá como creíble”, explicaban entonces. La Academia se encontraba en medio de una excepción del estilo, ya que la prensa sueca había develado los abusos de poder del marido de una de las académicas. Jean-Claude Arnault usaba sus vínculos con la Academia para acosar y abusar de mujeres.

Pero otro premio quiere cubrir el hueco y hacerlo además lejos del escándalo. Varios escritores, periodistas y artistas suecos han decidido crear su propio Nobel de Literatura alternativo, uno que además promoverá el papel de la literatura como “fuerza todavía más importante para combatir la cultura del silencio y de la opresión”, señalan. De hecho, el punto de partida sobre el que trabajarán los miembros de esta Nueva Academia sueca es también diferente. Los autores seleccionados sobre los que tomarán la decisión serán nombres propuestos por las propias bibliotecas de Suecia (a cuyos bibliotecarios han pedido propuestas).

Ellos han añadido igualmente a la esencia del premio otro elemento, el de transparencia (que es algo que al final el Nobel original no tiene: allí nada se sabe hasta muchas décadas después de que el propio premio haya sido decidido y entregado). De hecho, en los tramos de votación también se abrirá el premio al voto del público.

¿Servirá este Nobel alternativo para algo? ¿Será también un título con un prestigio y que los lectores tengan en cuenta? Quizás cuando lo entreguen, en el próximo mes de diciembre, se despejen esas dudas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...