Una vez que los textos y los escritores entran en dominio público (como le acaba de