el fotógrafoEl fotógrafo‘ es un cómic autobiográfico, pero también (o sobre todo) documental. Nos cuenta la historia del protagonista, un fotógrafo que, en 1986, acompaña a Médicos Sin Fronteras a una misión en el interior de Afganistán, en plena guerra entre los soviéticos y los muyahidín. Empieza con la despedida a sus familiares en París y finaliza con su vuelta, y en el medio, la travesía a pie por las montañas afganas, la actividad de los médicos a los que acompaña, alguna experiencia cercana a la muerte… Y nada más. No sabemos más del protagonista, ni de la guerra en la región, ni por qué ocurre esto o aquello… y es que esa no es la intención. Simplemente plasmar el viaje de Didier Lefèvre, lo que permite una visión personal, intensa, vívida.

En realidad esta novela gráfica (que inicialmente se publicó en tres tomos separados) es resultado de la colaboración de Lefèvre con Emmanuel Guilbert, que es quien dibuja y escribe la historia y con Frédéric Lemercier, que maqueta y colorea. El protagonista ofrece su historia, pero también sus fotografías. Y es que uno de los mayores atractivos de este cómic es que intercala las viñetas clásicas con las propios fotos tomadas por Lefèvre en el momento, lo que enriquece considerablemente la obra (aunque a veces da rabia que las fotos se amolden al tamaño de una viñeta normal, siendo difícil discernir los detalles).

El dibujo de Guilbert se funde con las fotografías gracias a un estilo realista pero funcional, ágil y eminentemente narrativo, y que nunca abandona el punto de vista de Lefèvre y en eso es, cuando menos, honesto. Sentimos que avanzamos por la historia, casi casi, a través del objetivo de la cámara del fotógrafo, y siempre en presente. Quedan ganas de saber más de la historia de la zona, del conflicto, de los personajes que aparecen y desaparecen en un suspiro… pero no es esa la finalidad de este libro.

Lo que nosotros sentimos es lo que Lefèvre sintió, en una experiencia para él iniciática y transformadora, y eso no es poca cosa. Su visión del país, sus dificultades físicas, su admiración por el equipo de Médicos sin Fronteras, su tristeza ante los casos perdidos (a menudo resultado de la guerra), sus prejuicios sobre los habitantes de Afganistán, pero también sus sorpresas, sus miedos y satisfacciones… su narración parcial nos habla de forma natural, directa y objetiva, finalmente, del mundo y de los hombres .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...