La mujer rebeldePeter Bagge explicó que había querido dibujar una biografía sobre Margaret Sanger, por ser una de las figuras más malinterpretadas de la historia. Pero esa visión ya me parece optimista, porque al menos en Europa, Margaret Sanger no es malinterpretada, es directamente desconocida. Y ese es un error que podemos solventar leyendo el cómic La mujer rebelde: La historia de Margaret Sanger‘.

¿Y quién era Margaret Sanger? Une enfermera americana nacida a finales del siglo XIX y activista a favor de la planificación familiar y el libre acceso a los métodos anticonceptivos (en una época en la que eran ilegales). Fundó la Liga americana para el control de la natalidad (que después se convertiría en Liga americana de la planificación familiar), defendió miles de causas -entre ellas un feminismo que hacia hincapié en que no habría libertad para las mujeres mientras no pudiesen decidir cuándo y cuántos hijos tener- , fue una inconformista social que acabó en la cárcel y fue también una figura conocida nacionalmente e internacionalmente por sus conferencias sobre el tema de la natalidad. Y a pesar de haber sido una adelantada a su época -que ayudó a que el mundo avanzase-, hoy sigue siendo una figura controvertida que ha caído prácticamente en el olvido.

El mítico autor indie de cómics Peter Bagge la recupera aquí con su característico estilo caricaturesco, que contrasta con la «seriedad» del tema, pero también lo enriquece. Los ojos saltones, las figuras redondeadas, la expresividad de rostros y movimientos, el humor…nos ayudan a acercarnos a una figura real de una forma menos convencional, que es quizá con la que más cómoda se sentiría Sanger. Aunque al final mucha de la fuerza de este cómic reside en la potencia de su protagonista, fascinante por sí sola, y que Bagge trata como un personaje con problemas -y un poco histriónico- más. Eso sí, a esta comedia podemos achacarle ciertos saltos de ritmo, con la historia avanzando casi a trompicones, aunque es fácil caer en esto cuando resumes fragmentos reales de una vida, pequeñas anécdotas, hechos, pensamientos.

Y aunque Bagge no pretender ser objetivo ni por asomo -o justamente por eso- la descripción de esta pionera del feminismo destaca por sus matices, lejos del tentador maniqueísmo de ciertos retratos de héroes, contándonos cómo trabajó por su causa, pero también quien era ella con sus virtudes y sus defectos. Podemos ver que era energética, valiente, atractiva, pero también egoísta y testaruda, por poner solo un ejemplo.

De lo que no cabe duda es de que este cómic resulta una forma muy sencilla, amena e instructiva de acercarnos a una figura fundamental e insuficientemente reconocida. Va de cabeza a la lista de «biografías de mujeres apasionantes» que pudimos comenzar con la novela gráfica ‘Olympe de Gouges‘.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...