Cuando los padres de los cuatro hermanos Willoughby salen de viaje sus hijos desean que no vuelvan porque su sueño es ser huérfanos. Es lo que tienen en común personajes literarios tan emblemáticos como Jane Eyre, Heidi, la pizpireta Anne de Tejas Verdes, el rebelde amigo de Tom Sawyer, Huckleberry Finn e incluso los pobres héroes maltrechos de Charles Dickens.

De este modo, Timothy, los gemelos Barnaby A y Barnaby B y Jane, la más pequeña, –los protagonistas de Los hermanos Willoughby, de Lois Lowryorganizan un peligroso viaje para que sus padres pierdan la vida cuanto antes. Se trata de una familia chapada a la antigua, pero no lo suficiente, por lo que se alían con su nueva niñera y juntos protagonizan una serie de aventuras entre las que destaca el hallazgo de una niña abandonada junto a su puerta.

Este dramático incidente les llevará a conocer a alguien que aprenderá a transformar el dolor en oportunidad y la desesperación en felicidad. Porque, a pesar de todo, esta peculiar y entrañable historia termina muy bien con la formación de una nueva familia, la vuelta a casa de alguien que se creía perdido para siempre y la prueba de las bondades del trabajo en equipo.

Un libro que pone en entredicho valores como el amor incondicional en la familia, las buenas obras y la compasión en clave de humor. Una lectura pasada de moda pero que curiosamente tiene todos los requisitos para ser un clásico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...