congreso ebook barbastro

En los últimos meses, la lectura en la nube ha cogido fuerza. Las primeras y pioneras plataformas que han ido apareciendo en el mercado han visto como más compañías se sumaban a la idea: la idea es, en todas ellas, igualmente simple. Todas estas plataformas parten del mismo criterio que emplea, por ejemplo, Spotify en la música. El consumidor recibe acceso libre a un catálogo de ebooks sin tener que pagar por todos ellos. Cada mes paga una cuota mensual y lee sin límites, aunque ninguno de esos libros será realmente suyo. En lugar de ser el dueño del libro, en realidad lo está alquilando.

“No creo en la propiedad en internet, creo en la propiedad en derecho de uso”, reconocía David Fernández, director de Nubico, durante la mesa redonda que, en el II Congreso del Libro Electrónico que se ha celebrado recientemente en Barbastro (y que se ha podido seguir en streaming), ha analizado el futuro de los modelos de suscripción en el acceso a ebooks en España. ) “En todas las categorías del mundo digital existe el pago por uso”, recuerda, así que el libro no tendría por qué quedarse atrás.

Nubico es una de las últimas firmas en añadirse al mercado del libro electrónico en streaming, aunque no es la única que intenta hacerse con este mercado en España. La primera fue 24Symbols, que fue la pionera en la creación de este mercado en España. “Llevamos desde que arrancamos defendiendo la necesidad de un modelo de suscripción”, apuntaba David Sánchez, director de 24symbols, quien explicaba que ya han alcanzado los 60.000 suscriptores y “del orden de 200.000 libros contratos firmados”. Nubico nació hace menos tiempo, en 2013 y tiene 3.000 usuarios. “Nuestro proyecto se constituye porque pensamos que teníamos que tener una respuesta en un momento concreto”, señalaba David Fernández.

En su caso, apuntaba, el nacimiento de la plataforma estuvo marcado por la situación del mercado del libro. “Cuando analizas lo que está pasando ves que ya no es un cuestión de escenarios. Es que se está produciendo una transformación real de un mercado que está alterando ese libro”, indicaba. “Florece un mercado de los tablets y de los ereaders, que consigue un mercado tan grande como el de los libros hasta el momento”, afirmaba, lo que hizo necesario crear ofertas de contenidos para esos usuarios.

Cómo se paga a las editoriales

Estas plataformas funcionan además con tarifas planas de acceso. Los lectores no pagan por cada libro comprado sino un total mensual que les permite acceder a todos los libros que quieran leer. ¿Cómo se paga a los editores y a los autores con un modelo así si los consumidores no están realmente comprando los libros?

El pago es, como apuntaban tanto desde Nubico como desde 24Symbols, a partir de porcentaje de lecturas. “Nosotros en cuanto a un lector sobrepasa el 10% de un libro, el libro se considera leído y se paga”, indica David Sánchez de 24Symbols. En el caso de Nubico, el pago a la editorial por libro leído se hace partiendo de un porcentaje mayor.  Ellos empiezan a contar una lectura cuando se llega al 20%: Todos los libros en los que los lectores pasan del 20% se pagan enteros a los editores. Los porcentajes por derechos que hay que pagar a las editoriales se dividen entre todos los libros leídos.

Ninguna de las plataformas pone, por el momento, límites en la lectura. “Las pérdidas dependen del ratio de lectura de ese lector”, señala el responsable de 24Symbols, señalando que si un lector lee mucho, realmente dejaría de ser rentable. “Que yo limite o no limite el número de lecturas al lector es problema mío”, apuntaba, recordando que para el editor no es un problema. El directivo de Nubico está en contra de crear limitaciones a las lecturas (de hecho su plataforma es accesible desde 5 dispositivos diferentes con la misma cuenta). “Si ponemos limitaciones a las posibilidades que estás ofreciendo, no estamos construyendo realmente una alternativa razonable. Nosotros no ponemos limitación. Puedes leer lo que quieras”, apunta. Teniendo en cuenta que la media de lectura está en los 2 libros por adulto, las cifras están muy lejos de la no rentabilidad.

Un mercado más competitivo

La llegada de nuevas plataformas está creando un mercado más competitivo, pero ¿hace que quienes están ya en el mercado se sientan amenazados? En 24symbols se sienten “aliviados”, como respondía a las preguntas de la moderadora de la mesa redonda. “Cuando llevas 4 años evangelizando sobre un modelo, que haya competencia y que un grande decida a apostar por el modelo, ayudará a que los editores empezarán a pensar que una parte de la tarta llegará por aquí”, indica.

El responsable de Nubico indicaba que “está todo por construir”, por lo que aunque se cree que este será el futuro del libro tanto editoriales como plataformas tienen aún mucho por trabajar. Tienen que crear el mercado. Como explicaba David Sánchez de 24Symbols, la aparición de nuevos competidores va a generar animación en el mercado, aunque no cree que vaya a crear una inminente guerra de precios.

Lo más democrático que puede haber es poder dejar el libro cuando quiera dejarlo y que no haya tenido que hacer un esfuerzo económico por ello”, reconocía David Fernández, de Nubico. “El mercado del libro en este país es de 100 millones de ejemplares. Es lo que se lee”, señalaba, recordando que cada año se publican 60.000 novedades. Fernández no cree que los modelos de suscripción vayan a hacer que esa cifra de lectura se multiplique aunque sí considera que va a ayudar a crear nuevos modelos de lectura y va a hacer que los nuevos dispositivos se conviertan en un aliado para el consumo de libros.

Foto CLE/Álvaro Calvo