Austenland

En 1805, el reverendo George Austen falleció en la localidad balnearia de Bath, Reino Unido. Su esposa y sus dos hijas, Jane y Cassandra, se encontraron de repente en una bastante precaria situación económica. Los ingresos como párroco del padre desaparecieron y los Austen no tenían fortuna. Cassandra Austen contaba con una pequeña renta, heredada de su prometido fallecido ultramar, pero ni la madre ni las dos hijas podían vivir de eso (y menos en una ciudad como Bath). El segundo hijo, Edward Knight, que había sido adoptado por un familiar de fortuna vino al rescate y ofreció a las mujeres Austen una pequeña casa rural, en Alton.

En 2013, Jane Austen es una de las autoras más populares de forma global. Sus obras han sido adaptadas al cine, a la televisión y al teatro, su rostro aparecerá en los billetes de 10 libras en breve y Jane Austen es sinónimo de una industria millonaria. Los janeites (fans entregados de la escritora inglesa) consumen todo lo que se produce asociado a su amada autora, desde películas sobre clubs de lectura, pósters con mensajes sacados de la novela o productos derivados del universo Austen. En el año en el que se cumple el 200 aniversario de la publicación de Orgullo y prejuicio, posiblemente su novela más popular, la avalancha de productos es incluso mayor de lo habitual.

El aniversario es el elemento de tirón que espera aprovechar Austenland, la ultima película que parte de lo creado por Jane Austen para crear su propio universo. En esta ocasión, Jane Austen viaja, en cierta forma, a los tiempos modernos. Austenland está basado en una novela de  Shannon Hale que ya llevaba un tiempo en el mercado. Jane Hayes, la protagonista, es una joven profesional que vive en Nueva York y que tiene un secreto. Es una fan entusiasta de Orgullo y prejuicio, la novela de Jane Austen, y, sobre todo, de la adaptación que la BBC hizo de la novela. Está literalmente obsesionada. Por supuesto, lo lleva en silencio y nadie sabe nada, hasta que una tía anciana lo descubre (es muy lista) y decide incluir en su testamento un regalo que podrá curar a Jane de su obsesión. Le regala un viaje de tres semanas a Austenland, un parque temático inglés en el que se revive el período Regencia, en el que suceden las historias de Austen.

La novela es entretenida y un acercamiento irónico al fervor entusiasta de los janeites, que seguro que pagarían porque Austenland existiera realmente. Su autora, una escritora que ha tenido mucho éxito en literatura juvenil, consiguió que, cuando uno de sus bestsellers para adolescentes llamó la atención de las productoras de cine, convencerlos de que Austenland merecía una película. El filme se rodó en 40 días y con un presupuesto bastante ajustado (unos 6,5 millones de dólares, frente a los 28 de la última Orgullo y prejuicioy con Stephanie Meyer, la autora de Crepúsculo, como productora) y se convirtió en una de las películas que consiguieron convencer a los distribuidores en el último festival de Sundance.

Aunque la película no fue cara, los distribuidores si se están tomando en serio la promoción. Austenland está protagonizado por Keri Russell, la actriz de Felicity y ahora de The Americans, y dirigido por Jerusha Hess, que hasta ahora era sólo guionista. Los derechos mundiales de explotación le costaron a Sony Pictures Classics unos 4 millones de dólares y se están gastando en marketing promocional una cifra de » muy altas seis figuras», como explican desde la distribuidora a The Wall Street Journal. Están organizando tés de las cinco con las actrices, cazas del tesoro con los fans y diferentes acciones de promoción. La historia apuesta por el lado cómico, lo que esperan les garantice el éxito de taquilla.

Jane Austen vende (mucho) así que no sería extraño que Austenland consiguiese ingresar mucho dinero. Según datos de IMBD, Orgullo y prejuicio (la de 2005) costó 28 millones de dólares e hizo una taquilla de más de 120 y Sentido y sensibilidad (la de 1995) salió por 16,5 millones de dólares e hizo una taquilla mundial de 135 millones.  El club de lectura de Jane Austen tampoco tuvo mala suerte. La película se estrenará en Estados Unidos el 13 de septiembre y el 27 en Reino Unido (poco después lo hará, posiblemente, en el resto de Europa).

Foto | Austenland