Librería McAllen

Walmart, la cadena de hipermercados más popular de Estados Unidos, abandonó su local en McAllen, una localidad de Texas. Se cerraron las puertas y el inmenso supermercado se quedó vacío, hasta que los responsables de la ciudad decidieron darle un nuevo uso.  La estructura del hipermercado vacío se iba a convertir en una biblioteca, la más grande de todo EEUU. McAllen reutilizó los 11.600 m2 de anterior estructura comercial para, simplemente, hacer accesibles los libros.

Un equipo liderado por los arquitectos locales Boultinghouse Simpson Architects se encargó de realizar el proyecto. La firma Meyer, Scherer & Rockcastle diseñó los interiores y los muebles (se llevaron un premio por su trabajo). La nueva librería cuenta con 16 salas de reuniones para el público, 14 salas de estudio, 64 salas de ordenadores (a las que se suman las específicas para niños) y diferentes servicios adicionales, como una galería de arte o una cafetería. Además, han conseguido dar respuesta a necesidades nuevas, como el conseguir atraer a la biblioteca a los inmigrantes de origen mexicano, que hasta entonces no iban a la biblioteca, haciendo más visibles los contenidos en castellano.

La localidad invirtió 24 millones de dólares en el proyecto, pero han conseguido con el cambio de ubicación y con los servicios añadidos atraer a mucha más gente a la biblioteca pública. Desde que han inaugurado el nuevo edificio, las inscripciones en la biblioteca han crecido un 23% y el número de visitantes ha pasado de los 28.000 a los 62.000.

 McAllen Biblioteca

La biblioteca es, además, un ejemplo de reutilización de espacios industriales. ¿Quién dice que un hipermercado no se puede convertir en un templo de la cultura?

Fotos | MSR Design 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...