call me ishmael

No sé si lo sabéis pero una de las últimas tendencias en el mundo de las aplicaciones son las apps de secretos. Los usuarios siemplemente dejan un mensaje con alguno de sus (quizás oscuros) secretos (y luego Buzzfeed hace millones de artículos con ellos) que serán públicos pero siempre anónimos. Nadie sabe quién ha dicho qué. Y por eso resulta (desde fuera) fascinante. Esto es un poco eso, pero ligeramente diferente. Call Me Ishmael es una web en la que la gente habla de los libros que le han tocado y las impresiones que les han causado, sin censurarse.

¿Qué hay que hacer para participar? Si se quiere dejar un mensaje hay que llamar a un número de teléfono, donde nos está esperando Ishmael (es en Estados Unidos, así que no sé si vale tanto la pena participar). Ishmael cambia cada semana su mensaje del contestador, que por supuesto es literario. Luego, el lector deja su mensaje y, una vez por semana, Ishmael sube uno a la web. Por ejemplo, lo hizo con esta genial historia de una mujer que leía Hijos del ancho mundo en un avión.

Otra viajera, que había leído el mismo libro, hizo una provisión de pañuelos de papel para darle cuando llegase al momento cumbre, en el que sabía que iba a llorar.

O esta genial historia sobre un lector anciano que compartió su experiencia sobre Orgullo y Prejuicio.

«Es un lugar para expresar las conexiones íntimas que cada uno siente con el libro», explica a Fast Company uno de sus creadores. «Y es de lejos mucho mejor de lo que puede ser cualquier crítica». Los desarrolladores de la idea amarían que los lectores eligiesen sus lecturas basándose en las historias que cuentan quienes dejan mensajes en el contestador de voz de Ishmael. Así que… ya sabéis.