del color de la lecheEs una novela muy corta, escrita de una manera que hace que el lector tenga que esforzarse por adaptarse a cómo debe leer (pero no os preocupéis, pronto la historia os absorverá tanto que os olvidaréis de las cuestiones de forma), que sigue los pasos de una muchacha que al principio parece un tanto extraña. Es también uno de los mejores libros del año (uno de los últimos es el mejor novela 2014 por el gremio de libreros de Madrid) y uno de esos textos que te perseguirán y en los que no dejas de pensar cuando acabas de leer.  Del color de la leche, de Nell Leyshon, es una estupenda novela y, por tanto, nuestro libro de la semana.

«éste es mi libro y estoy escribiéndolo con mi propia mano.

en este año del señor de mil ochocientos treinta y uno he llegado a la edad de quince años y estoy sentada al lado de mi ventana y veo muchas cosas. veo pájaros y los pájaros llenan el cielo con sus gritos. veo los árboles y veo las hojas.

y cada hoja tiene venas que la recorren.

y la corteza de cada árbol tiene grietas.
no soy muy alta y mi pelo es del color de la leche.

me llamo mary y he aprendido a deletrear mi nombre. eme.a. erre. i griega. así es como se escribe.

quiero contarte lo que ha pasado pero tengo que tener cuidado de no apresurarme como hacen las vaquillas en la entrada, porque entonces iré por delante de mí misma y puedo tropezarme y caerme y de todas maneras tú querrás que empiece por donde se debe empezar.

y eso es por el principio».