nw-londonEs difícil no odiar a Zadie Smith. Es lista, es guapa, es exitosa y consiguió que un editor comprara su primer libro antes de acabarlo, cuando aún estaba en la universidad. Probablemente esa sea la razón por la que está de moda decir que es una escritora sobrevalorada. Pero si lees ‘NW London’ te darás cuenta de que no lo está.

Se trata de un vital fresco del barrio donde creció (caracterizado especialmente por su «multiculturalidad»), pero sobre todo, de las inquietudes y anhelos de algunos de sus habitantes. En una entrevista Smith había afirmado que «Hay escritores con ideas, sentimientos y vidas poco habituales. Yo no tengo nada de eso. Solo cuento con la capacidad de hablar con precisión de sentimientos muy comunes«. ¡Pero lo bien que lo hace!

«A Keisha Blake nunca se le había ocurrido que su amiga Leah Hanwell poseyera una personalidad en particular. Como les pasa a la mayoría de los niños, su relación se basaba no en los sustantivos, sino en los verbos. Lean Hanwell era una persona dispuesta y preparada para hacer una serie de cosas que Keisha Blake estaba dispuesta y preparada para hacer. Juntas corrían, saltaban, bailaban, cantaban, se bañaban, coloreaban, iban en bicicleta, metían tarjetas de San Valentín bajo la puerta de Nathan Bogle, leían revistas, comían patatas fritas, fumaban cigarrillos a escondidas, leían el diario de Cheryl, escribían la palabra FOLLAR en la primera página de una Biblia, intentaban sacar El exorcista del videoclub, veían a una prostituta o a una perdida o a una loca de amor mamársela a un tipo en una cabina teléfonica, buscaban la marihuana de Cheryl, buscaban el vodka de Cheryl, afeitaban el brazo de Leah con la maquinilla de Cheryl, hacían el moonwalk, aprendían la danza obscena popularizada por las Salt-N-Pepa y otras muchas cosas de similar naturaleza. Pero ahora habían terminado en la Quinton Primary y les tocaba ir a la Brayton Comprehensive, donde todo el mundo parecía tener personalidad, de manera que Keisha observó a Leah y trató de discernir el contorno de su personalidad».