Rojo y negro‘Rojo y negro’ es uno de los grandes clásicos de la literatura universal, y está sin duda alguna en mi top ten de mejores libros de todos los tiempos. Fue escrito por Stendhal (seudónimo de Henri Beyle) en 1830, y cuenta la historia de Julien Sorel, un hijo de carpintero inteligente y muy ambicioso, que está dispuesto a todo por ascender en la escala social. Se trata de una novela psicológica que enamora por la veracidad, la  complejidad y la intensidad de los sentimientos del protagonista.

«Las relaciones de Julián con el conde Norberto se habían enfriado bastante, porque creyó este último que nuestro héroe había contestado con viveza excesiva las bromas de algunos de sus amigos. En cuanto a la señorita Matilde, Julián se había impuesto el deber de no dirigirle jamás la palabra, desde que una o dos veces le significaron que había faltado a las conveniencias. En el palacio continuaban tratándolo con toda clase de miramientos, lo que no era óbice para que él se considerase en período de franca decadencia. ¿Por qué? Ni él mismo habría podido explicarlo, como no fuera fundándose en el refrán ‘Todo lo nuevo place’, pero es posible que fuese más clarividente que los días primeros, o bien que se hubiese disipado el encanto de la urbanidad parisiense.

En cuanto dejaba de trabajar se apoderaba de él un aburrimiento mortal. ¿La causa? Es muy sencilla: producía el fenómeno esa figura de modales admirable, pero perfectamente mesurada, perfectamente calculada, que caracteriza a las personas de la alta sociedad. Por poco sensible que sea un corazón, penetra el artificio».