Parece este un tema un poco macabro o deprimente, pero reconozcámoslo, uno de los puntos fuertes del turismo literario consiste en visitar tumbas. Y una de las principales atracciones de visitar tumbas, es leer lo que está escrito en ellas. Y es que muchos de nuestros autores favoritos optaron (u otros decidieron para ellos) por dejar sobre sus tumbas unas últimas palabras poéticas, grandilocuentes, inspiradas o irónicas, o en muchos casos, frases de sus propias obras.

Uno de nuestros epitafios favoritss es el que H.G.Wells dejó indicado para su tumba: «Malditos seáis todos: os lo dije», pero finalmente el cuerpo del autor inglés fue incinerado y su pretendido epitafio no aparece en ninguna de sus placas conmemorativas. Aquí tienes otros 15 epitafios que tampoco están nada mal, y que sí existen.

  1. Incluso en medio de las llamas feroces se puede plantar loto dorado – Sylvia Plath
  2. Y así vamos adelante, botes que reman contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado -El Gran Gatsby –F. Scott Fitzgerald and Zelda Sayre Fitzgerald
  3. Perdonad el polvo – Dorothy Parker
  4. Si queréis los mayores elogios, moríos – Enrique Jardiel Poncela
  5. No lo intentéis – Charles Bukowski
  6. La muerte es el enemigo.  ¡Contra ti me lanzaré, entera e invicta, oh Muerte! Las olas rompían en la orilla. – Virginia Woolf
  7. Temple de acero, rectitud de espada. – Arthur Conan Doyle
  8. Abrid la tumba. Al fondo de esta tumba, se ve el mar. – Vicente Huidobro
  9. Aquí yace uno, cuyo nombre fue escrito en agua. – John Keats
  10. Tuve una pelea de pareja con el mundo. – Robert Lee Frost
  11. Me llaman. – Emily Dickinson
  12. Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito sea el hombre que respete estas piedras y maldito el que remueva mis huesos.- William Shakespeare
  13. Dijo el cuervo: nunca más – Edgar Allan Poe.
  14. Uno de aquellos muertos inmortales que aún viven haciendo agradable el recuerdo con su presencia. – George Eliot.
  15. El sueño tras el esfuerzo, tras la tempestad el puerto, el reposo tras la guerra, la muerte tras la vida harto complace. – Joseph Conrad

En la siguiente galería puedes ver las fotos de los 15 epitafios.