eleanor catton

Era una de las favoritas de los medios anglosajones en los últimos días, aunque los favoritos de verdad seguían siendo los nombres consagrados. Pero aún así, Eleanor Catton ha protagonizado la sorpresa. La escritora neozelandesa ha ganado por The Luminaries el prestigioso Man Booker Prize, convirtiéndose en la más joven ganadora de la historia del premio (también había sido la más joven nominada). Puestos a batir records, la novela es también la más larga, con sus 832 páginas, de todas las que han ganado el certamen.

En total, en la presente edición del galardón, se presentaron 151 novelistas. Este será el último año en el que el Man Booker Prize funcione siguiendo sus bases tradicionales (esto es, al final, dejar fuera a los escritores estadoundienses). Hasta ahora, sólo se podían presentar autores (aunque son las editoriales quienes mandan a sus escogidos) de Reino Unido, Irlanda, Zimbabwe y la Commonwealth. Un polémico cambio en las bases permitirá que los estadounidenses también se puedan presentar.

Los finalistas de este año llegaban de diferentes países de habla inglesa, aunque la obra de Catton se ha impuesto a todos. El jurado ha valorado la madurez de la novela, aunque la escritora empezó a trabajar en ella cuando tenía únicamente 25 años. La historia está ambientada en Nueva Zelanda, en 1860, durante la fiebre del oro que vivió en ese momento ese país, centrándose en 12 hombres que deben reunirse en un hotel. Ahí empieza una historia con múltiples voces llena de misterio, opio y procesos legales, como explican en la nota de prensa de presentación de la ganadora desde la organización del premio.

Foto |  TheManBookerPrizes, cortesía para prensa