Portrait_d'Alexandre_Dumas_par_Gouin,_c.1852

Alexandre Dumas es uno de los autores más populares del siglo XIX, ya que es el autor de algunos de los títulos más leídos de la época (y el padre de otro de los escritores más conocidos también de la época). Dumas es además el protagonista de una biografía digna de cualquier miniserie y que hace sentir inmediatamente ganas de salir corriendo para hacerse en la librería más próxima con una buena obra sobre su vida.

Su padre era el hijo de un aristócrata que se fue a hacer fortuna a Haití y no lo logró, aunque allí conoció a Marie-Césette Dumas, una esclava con la que vivió 30 años y con quien tuvo un hijo. Ese hijo se convirtió en un general durante la Revolución Francesa, que se casó y se convirtió en el padre de Alexandre Dumas (aunque murió cuando el futuro escritor tenía 4 años y lo dejó en una situación muy precaria). La escritura se acabaría convirtiendo en la fuente de ingresos de Alexandre Dumas, que fue uno de los escritores más prolíficos de su tiempo. Tanto es así que para poder mantener el ritmo tuvo que crear una suerte de ejército de colaboradores que le ayudase a producir sus obras (y abrió un tema para el debate futuro sobre hasta dónde llegaba el papel de Dumas y hasta donde el de sus colaboradores).

El escritor no solo escribía novelas, también artículos para prensa o traducciones. Entre las cosas de no ficción que escribió se encuentra un libro de cocina, para el que empezó a recuperar recetas durante sus últimos años de vida de los diferentes países por los que había pasado y que se publicó de forma póstuma.

En ese libro se publicó la receta de una ensalada, que sería conocida como Ensalada Dumas y que es creación del autor. Para rizar el rizo de lo retro, la versión que os ofrecemos no solo es la de la Ensalada Dumas sino que es la versión que se hacía en los años 20. La receta la hemos encontrado en las páginas ‘femeninas’ (Hoja Femenina, se llamaba, e incluía noticias de moda, estilos de vida y ocasionales recetas de cocina) del periódico Galicia (que se editaba en Vigo y era el periódico más moderno de todos los que se publicaban en Galicia entonces), con fecha del 25 de julio de 1924. Posiblemente sea muy sencillo encontrar recetas como esta en otros periódicos contemporáneos (el corta pega de ciertos contenidos no lo inventó internet…).

Ensalada Dumas

Se pican en pedazos pasas cocidas, habichuelas y coliflor y se mezclan con ruedas de remolacha cocida, huevos duros, tomate crudo y unos cogollos de lechuga.

Se la añade aceitunas, alcaparras y unas cuantas cucharadas de mayonesa.

Si no está bastante fuerte, se le agrega aceite, sal y vinagre, hasta dejarla al gusto.

El retrato de Dumas es de 1851

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...