Man Booker PrizeA partir del año que viene, los estadounidenses también podrán ganar el Man Booker Prize. Se trata del premio más paradigmático de la literatura en inglés, pero hasta este año solo podían participar escritores británicos, irlandeses o de países miembros de la Commonwealth (que incluye países como India, Canadá, Sudáfrica o Australia).

Desde la fundación Booker Prize señalaron que el premio, que ha sido durante 40 años la piedra de toque de de la literatura de alta calidad escrita en inglés, mejorará su prestigio y reputación a través de la expansión, sin embargo, los puristas no están nada contentos con esta ruptura de las tradiciones y consideran que los premios Booker serán copados por autores estadounidenses, lo que hará que se pierda variedad.

Muchos escritores ingleses se han manifestado en contra de la apertura, como Philip Hensher, finalista del premio en una ocasión, y jurado en otras, quién señaló que esto supondrá la pérdida de nuevas voces, debido a la hegemonía de las novelas americanas: «Es difícil encontrar novelas americanas que no hayan traspasado las fronteras para llegar a todo el mundo anglosajón, pero sí puedo pensar en muchas novelas indias, canadienses o sudafricanas que luchan por encontrar un público más amplio».

Aunque es una reflexión a la que no le falta razón, también parece absurdo dar un premio a la literatura de habla inglesa sin contar con uno de los más prolíficos representantes. Por eso a partir del 2014 los premios Booker acogerán a todas las obras escritas en inglés, siempre y cuando hayan sido publicadas en Gran Bretaña.

Y ya no habrá polémicas como las de este año, cuando una de las finalistas fue criticada por ser prácticamente americana.  Jhumpa Lariri, a pesar de haber nacido en Londres, y de contar con ascendentes bengalíes, lleva desde los 2 años viviendo en Estados Unidos y la mayor parte de su obra se sitúa allí.

Vía | New York Times