Martín de Riquer

Antes de ayer murió  a los 99 años de edad Martí de Riquer, todo un referente internacional entre los medievalistas, especialista en el Quijote y miembro de la Real Academia Española de la Lengua desde 1965. A sus espaldas deja montones de libros publicados sobre su pasión, la literatura medieval, Cervantes, los trobadores o  las novelas de caballerías.

Nacido en Barcelona, en el seno de una familia de alto linaje, se vio atraído hacia la literatura clásica gracias a un regalo de Navidad: la colección «Los clásicos al alcance de los niños«, pero aún así decidió estudiar Comercio.  A principios de los años 30 comenzó a escribir, creando una obra de teatro y también su primer trabajo filológico: ‘L’humanisme catalá’.

Durante la Guerra Civil luchó en el bando de los sublevados, indignado por la persecución religiosa del otro bando, y por la muerte de algunos amigos. Tras la guerra, regresó a Barcelona como delegado del Servicio de Propaganda de Falange y se licenció en Filosofía y Letras, para quedarse de profesor en la misma Universidad de Barcelona. Ya inmerso de pleno en la vida académica publicó numerosos trabajos,  sobre temas como la literatura artúrica o el amor cortés, pero destacan sobre todo los dedicados a Cervantes y el Quijote, en los que insistió una y otra vez en devolverle al Quijote su categoría de novela de aventuras cómica.

En El País tienen una recopilación de sus frases más célebres sobre el Quijote, entre las que remarcamos aquella de «Felicitaría a quien no haya leído el ‘Quijote’, le diría que aún le queda el placer de leerlo».

Vía | El País

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...